¿Cuál es la importancia actual de la auditor interno?Uno de los aspectos más importantes que está relevando esta última encuesta sobre auditoría interna y de riesgos a diferencia del año anterior es que los comités de auditoría todavía tiene una expectativa bastante grande con respecto a la función del auditor interno, a diferencia de la expectativa que tiene el auditor interno respecto a su trabajo.

Todavía hay una ventana de posibilidades que aún no está cubierta porque hoy en día los directores y los comités de auditoría están entendiendo que la labor de la auditor interno está más profesionalizada: se cuenta con más herramientas, está basada más en riesgos, se revisan los aspectos más críticos dejando de lado los aspectos rutinarios, pero todavía sienten que hay una brecha muy grande con respecto a lo que se espera de un auditor interno en el tiempo moderno.

¿Qué se espera hoy en día de un auditor interno?En el tiempo moderno el auditor interno tiene que ser alguien que sea la mano derecha del director y de la gerencia general (…) debe dar recomendaciones con valor agregado y no solo decir si la auditoría interna está bien o no.

¿Qué aspectos falta por mejorar localmente en auditoría?Mejorar la comunicación, porque si bien es cierto ya se está reconociendo de que está mucho más formalizado el trabajo del auditor, más estandarizado, basado en riesgos y los aspectos críticos de la organización, lo que quizá está faltando es un poco de comunicación con respecto a lo que el gerente general espera del trabajo del auditor o con respecto a lo que el directorio propiamente está esperando.

Quizás en el Perú todavía esté faltando que muchos gerentes generales y muchos comités de auditoría lleguen al estado ideal en el relacionamiento entre uno y otro. Hoy en día en el país falta mucho para cubrir esa brecha.

¿Cuál sería el perfil del auditor que debería tener la empresa?Hoy en día el auditor interno ha pasado a ser un profesional con una demanda de profesionalización y competencia muy grande. Antiguamente se pensaba que el auditor interno tenía que ser un contador, y hoy en día un auditor interno puede ser un contador, economista, administrador, ingeniero industrial, puede tener cualquier profesión.

Lo que sí es bien importante es que este sea un profesional conocimiento muy sólidos respecto a temas contables, administrativos y en temas de tecnología de la información para que realmente pueda ingresar a una corporación y tener esa visión de revisión de controles pero con una visión ampliada, totalmente holística de lo que es la corporación.

Hoy en día, por el nivel de exposición que tiene y el nivel de responsabilidad, el auditor interno debe tener este nivel de conocimiento pero,¿ en lo que respecta a aspectos de competencia, sí debe ser una persona muy proactiva y tiene que ser alguien que esté completamente informado de las situaciones que están ocurriendo en la industria.