¿Qué es un expatriado?Un expatriado es una persona que ha sido destacado al Perú para realizar funciones desde la empresa de origen, es decir, el sentido es que ahora en base a la globalización, las carreras profesionales se dan a nivel de todas las subsidiarias donde están ubicadas las empresas.

¿El expatriado viene a ser de la misma empresa?Es de la misma empresa, el concepto de expatriación por lo menos en el ámbito tributario, laboral y migratorio son aquellos ejecutivos que vienen a trabajar a otro país, pero destinados por la misma empresa.

Lo que se le asegura a un expatriado es que, independientemente del país al que lo manden, sus condiciones laborales van a ser las mismas. Eso por lo general es un sobrecosto para la empresa porque al asignado lo único que le interesa es ver cuál va a ser su ganancia neta. El costo adicional que se tenga que pagar por la asignación ya sea por una mayor tasa impositiva, aportes previsionales, etc, lo asume la empresa.

¿Cómo llega al país a laborar?Laboralmente hay dos formas más comunes de venir a trabajar formalmente al Perú. Tu ingresas al Perú con una visa de trabajador destacado, que se da en el marco de un contrato "intercompany" es decir, la empresa peruana contrata a una extranjera para prestar un servicio, o con una visa de trabajo.

¿Cuáles son los primeros problemas que se presentan en este ámbito?Esa visa que otorgan en migraciones por trabajador designado dura máximo un año, entonces ya tenemos un límite. Eventualmente hay formas de renovación pero cada vez estas renovaciones son más complicadas de obtener. ¿Qué pasa si el proyecto o servicio dura más tiempo? Entonces tendré problemas porque este trabajador va a tener que salir de país.

La otra opción es ingresar al Perú con una visa de trabajo, es decir, ingresar a la planilla peruana

Ambas visas en la práctica demoran, pueden demorar de dos a cuatro meses.

¿Cuál es la problemática en el ámbito tributario?En el primer caso con visa de trabajador destacado no hay una relación laboral con la empresa peruana y el sueldo se lo paga la empresa extranjera. Debido a que el sueldo se paga en el Perú es renta de fuente peruana y por tanto debe tributar. Al ser la empresa que le paga no domiciliada por tanto no tiene RUC no tiene forma de retener ni hacer el pago del impuesto, entonces el pago recae sobre el expatriado.

En caso no lo hagan no podrían salir del país, ya que la visa del trabajador designado te faculta a trabajar, entonces desde ese punto de vista si has venido a trabajar y cuando quieras salir del país, lo primero que te van a decir Migraciones es "demuéstrame el impuesto que has pagado" para asegurar que realmente se laboró en la estadía.

El tema es que hoy a la fecha no hay un cruce de información entre Migraciones y Sunat, entonces esta fiscalización no es tan fuerte como debería ser.

El otro lado es cuando yo voy a destacar a un personal más de un año, con lo cual debe ingresar a la planilla peruana. Ahí es donde se genera un costo adicional a la empresa porque el ejecutivo no va a querer renunciar a su empresa matriz porque eventualmente va a querer regresar y como va a estar en planilla peruana va a tener que aportar tanto en su país de origen como en el Perú, y eso lo asume la empresa.

¿Por qué se dan estos problemas?El sistema peruano en general laboral, migratoria y tributariamente no está preparado para estos movimientos de ejecutivos. O estás en planilla o no lo estás, no existe una zona intermedia donde se podría manejar una planilla paralela de ejecutivos como sí se hace en otros países donde se pueda pagar, por ejemplo, Essalud sin estar en planilla.

¿Qué solución puede haber para mejorar estas condiciones?Idear mecanismos de tal forma que yo pueda contratar a ejecutivos sin tener que sobrellevar muchos sobrecostos, como tener planillas paralelas que permiten cumplir con todas las obligaciones que corresponden en cada país implementación de planillas espejo o "shadow payroll", planillas compartidas o "splitpayroll", políticas de ecualización de impuestos, entre otras.