Seúl (Reuters).- La automotriz surcoreana Hyundai Motor Co, que ocupa el quinto lugar en ventas mundiales junto con su filial , reportó una caída sorpresiva en su utilidad trimestral luego de que la fortaleza del won hizo mella en sus ganancias en el extranjero, lo que hizo caer sus acciones a un mínimo en tres semanas.

El won se apreció casi un 8% frente al dólar el año pasado, su mayor alza desde el 2009, reduciendo el valor de las ventas en el extranjero de Hyundai en términos de moneda local y perjudicando la competitividad de precio de la automotriz en el extranjero.

Para empeorar las cosas, el yen cedió un 11%, devolviendo la ventaja competitiva de Hyundai a sus rivales japoneses.

El declive en las ganancias viene aún después de que Hyundai Motor vendiera un récord de 1.23 millones de vehículos en el cuarto trimestre.

La compañía, que han disfrutado de años de fuerte crecimiento ofreciendo modelos como el y , enfrentará presión para revelar nuevos modelos que revivan el crecimiento y buscará apoyarse aún más en el mercado de China – el único punto brillante en el horizonte.

Hyundai reportó una ganancia neta de 1.89 billones de wones (1,770 millones de dólares) en el período octubre-diciembre, incumpliendo el pronóstico promedio de 2.15 billones de wones obtenido en un sondeo de Reuters entre 15 analistas.