Módulos Temas Día

Hípsters transforman ciudad natal de Zara en potencia española

Inditex, famoso por su marca Zara, atrajo a cientos de trabajadores de alto nivel del mundo entero a La Coruña en la provincia de Galicia, transformando la región en un polo para los árbitros de las tendencias urbanas y ayudándola a capear la recesión.

Zara

Zara

La primera tienda de Zara fue inaugurada en la ciudad en 1975. (Foto: Bloomberg)

Los hípsters de Inditex ayudaron a Miguel Lamas cuando éste abrió su peluquería en La Coruña en el extremo noroeste de España, en pleno apogeo de la crisis financiera en el 2012.

Inditex, el mayor minorista textil del mundo -famoso por su marca Zara- atrajo a cientos de trabajadores de alto nivel del mundo entero a esa ciudad portuaria en la provincia de Galicia, transformando la región en un polo para los árbitros de las tendencias urbanas y ayudándola a capear la recesión.

Ahora que esta región lluviosa y tranquila se ha convertido en centro neurálgico de la moda, gente como Lamas prospera.

“Nuestros clientes suelen pertenecer a la clase media y alta, que invierten en sus barbas y siguen las últimas tendencias, y esas tendencias las dictan los de Inditex”, dijo Lamas, cuya Hermin’s Beauty Salon & Barber Shop está situada en una calle empedrada del centro de la ciudad. Inditex fue fundada por Amancio Ortega -actualmente la quinta persona más rica del mundo- que se trasladó a La Coruña con su familia cuando era adolescente.

La compañía, que comenzó fabricando y vendiendo ropa -abrió la primera tienda Zara en la ciudad en 1975- tiene actualmente ingresos superiores a 20,000 millones de euros (US$ 25,000 millones).

El valor de mercado de Inditex creció desde unos 9,300 millones de euros en su salida a bolsa del 2001 hasta 78,000 millones de euros. Le ha dado a Ortega, de 81 años, una fortuna personal de 68,000 millones de euros.

Y si bien el temor a que la compañía señale menos ventas cuando informe resultados el 14 de marzo hizo bajar recientemente las acciones hasta un mínimo de tres años, Inditex está impulsando su actividad online para superar a rivales y responder a la creciente presión de Amazon.com Inc.

Gastadores
Para la región que rodea La Coruña, es crucial que el éxito de Inditex continúe. Aproximadamente 4,600 de sus 162,400 empleados en el mundo entero están en su sede de Arteixo, a unos 13 kilómetros (8 millas) de la ciudad. Gracias al gigante de la indumentaria, la región ya no necesita hacer lo que hizo tradicionalmente: exportar a sus hijos al continente americano en tiempos de penurias económicas.

El hecho de que los empleados de Inditex sean gastadores, con un estilo de vida que ha dado lugar a su propia economía secundaria, ha sido de ayuda.

“El personal de Inditex tiene salarios altos”, dijo Félix Blázquez, director del departamento de estudios empresariales de la Universidad de La Coruña. “Buscan ocio y servicios de alto nivel y la ciudad cambió para ofrecer lo que exigen”.

Los trabajadores de Inditex con dinero para gastar lograron persuadir a César Pérez y Luis Jarque en 2012 de abrir La Urbana, un bar moderno con un diseño limpio, sin amedrentarse por la crisis financiera.

“De inmediato se conoció como el bar de Inditex -muchos de sus empleados venían a beber aquí”, dijo Pérez. “La crisis en La Coruña no fue tan dura como en otras partes, y eso se debió a Inditex”.

Leer comentarios ( )