En los últimos años se ha visto una fuerte demanda por terrenos para proyectos comerciales o de vivienda. ¿Esto impactó en los precios?Es verdad que se han encarecido mucho. Ha sido un proceso que pasa por el tema de la subida de precios, por el número de personas de la clase media que genera una demanda.

Al final, llama la atención que el precio del terreno tiene que ver mucho con la infraestructura de la ciudad. Es decir, mientras mejora la infraestructura de la ciudad, más bajo es el precio del terreno.

¿En el interior del país se percibe también el mismo comportamiento?En general, se ha detenido un poco, pero sí se ve (una subida de precios). Lo que pasa es que los bancos, al haber cambiado sus condiciones para otorgar financiamiento, han hecho que la demanda baje, lo que tuvo un impacto fuerte en el segundo semestre del año pasado.

¿GyM está buscando nuevos espacios de terrenos?Sí, estamos comprando, de una manera más exigente.

Cuentan con un banco de terrenos…Todo terreno que no está siendo utilizado es un banco de terrenos. Si, por ejemplo, tenemos un proyecto para 2,000 viviendas y se empieza con 300, la diferencia es un banco de terrenos.

Tenemos muchos proyectos que se encuentran entre Lima y provincias; la parte no utilizada sería nuestro banco de terrenos. Los terrenos que tenemos son con vocación de vivienda, no buscamos terrenos con vocación comercial.

¿Qué objetivos mira su área inmobiliaria?En Viva GyM se invierte en varios segmentos, en casas de nivel medio. Nuestro foco está allí. En el 2013 se han vendido unos 2,000 departamentos y seguimos comprando terrenos donde encontremos buenos proyectos y donde haya demanda. Compramos terrenos para hacer proyectos, no para especular.

¿Cómo van los avances en el proyecto del ex Cuartel San Martín?Eso va lento en los procesos de aprobación. No sé cuántos estudios se han hecho, como unos ocho (impactos de aprobación). Es un poco frustrante. Se han batido todos los récords de estudios. Estamos a la espera de que nos otorgue luz verde el municipio de Lima.

¿Plantean replicar modelos de proyectos mixtos entre vivienda y comercio en otras zonas del país?Sí, estamos mirando algunos proyectos. En Piura es muy probable que lo estemos haciendo. En Villa El Salvador, no. Eso tiene que ver con el tamaño del terreno que compramos. Para eso, necesitamos tamaños de terrenos muy grandes.

Ustedes tienen un proyecto comercial y residencial en El Agustino…Nosotros no hacemos proyectos comerciales. No es nuestro rubro, nos asociamos como complemento a los proyectos de vivienda que hacemos. Pero es algo que deberíamos usar como ejemplo para muchos otros proyectos.

¿Cuáles son sus objetivos con la mayor participación en Norvial?Queremos comenzar este año la segunda etapa de la autopista.

¿A cuánto ascendieron las ventas y el 'backlog' de la empresa el 2013?La cartera de proyectos alcanzó los US$ 3,940 millones. Y en ventas cerramos en US$ 2,150 millones.