Santiago (Reuters).- El dueño de Unimarc, la tercera mayor cadena de supermercados de su país busca vender su participación en la mayorista en un plan por deshacerse de sus activos "prescindibles" por unos 300 a 400 millones de dólares, recursos con los que espera fortalecer sus dañadas finanzas.

Así se lo informó la empresa al chileno. SMU, controlado por el grupo local Saieh, ha visto crecer recientemente su nivel de deuda tras resultados peores a los esperados. De hecho, la firma tuvo que conseguir un acuerdo con los tenedores de sus bonos tras corregir sus estados financieros del primer trimestre.

Los activos considerados prescindibles por SMU incluyen su participación en la cadena chilena de supermercados Monserrat, la tienda de mejoramiento del hogar y artículos para construcción Construmart, Distribuidora Pacífico (Dipac) y la mayorista Mayorsa en Perú.

"Este conjunto de medidas, más las informadas el 25 de julio pasado, permitirán una reducción relevante en el nivel de endeudamiento de la sociedad", dijo SMU al regulador de valores chileno.

En julio, el SMU informó que propondría a sus accionistas un aumento de capital por 500 millones de dólares para disminuir su carga financiera.

Ese mismo mes, la agencia bajó la calificación de SMU y la puso en revisión para un posible nuevo recorte, debido a "resultados más débiles a los previstos de la empresa desde septiembre de 2012, que llevaron a un apalancamiento mayor al esperado y a métricas de crédito generales más débiles".

Dato:-SMU registró pérdidas por 43.237 millones de pesos (unos 90,3 millones de dólares) el año pasado.