Módulos Temas Día

incorporando a nuevos accionistas

Graña y Montero concluyó el proceso de aumento de capital por US$ 130 millones

El proceso de aumento de capital culminó con una sobredemanda por alrededor de US$ 35 millones. Esto se dio en la segunda etapa del proceso que  incorporó a nuevos accionistas en Graña y Montero.

Graña y Montero

Graña y Montero (Foto: GEC)

Graña y Montero (Foto: GEC)

GEC

El Grupo Graña y Montero concluyó el aumento de capital aprobado mediante Junta General de Accionistas del 6 de noviembre del 2018, al completar la suscripción de 211,864,065 nuevas acciones comunes a un precio de US$ 0.6136 por acción.

La empresa tenía el mandato de la Junta de Accionistas de colocar un aumento de capital de hasta US$ 130 millones, bajo un mecanismo de colocación privada, lo que abrió la incorporación de nuevos accionistas, así en este proceso se reportó una sobredemanda por alrededor de US$ 35 millones.

La modalidad de colocación privada se realizó en dos etapas, la primera bajo la suscripción preferente -de los propios accionistas-, la misma que concluyó el 26 de diciembre, quienes incorporaron 69,380,402 acciones comunes, a un precio por acción de US$ 0.6136, suscritas y pagadas íntegramente.

"Este proceso se hizo en dos ruedas de suscripción preferente", explica Graña y Montero a través de un comunicado a la Superintendencia del Mercado de Valores.

Nuevos accionistas

La segunda etapa, que consiste en la incorporación de nuevos accionistas se realizó mediante la oferta privada las que culminaron en la víspera sumando 142,483,663 acciones comunes de Graña y Montero.

En este proceso 55,291,877 acciones comunes fueron pagadas íntegramente y 87,191,786 acciones fueron pagadas en un 50%, ambos, y el 50%, restante será pagado a más tardar el 1 de julio de este año.

En declaraciones que brindó a Gestión hace unos días, Luis Díaz Olivero, gerente general corporativo del Grupo Graña y Montero, dijo que el aumento de capital tiene dos destinos.

"Más o menos US$ 96 millones están destinados a cancelar las obligaciones de la deuda estructural del Gasoducto Sur Peruano, con eso se acaban todas las deudas estructurales; y el diferencial es capital social para la constructora, para poder restituirle sus facilidades de capital de trabajo y atender cierta presión de proveedores"

Luis Díaz Olivero señaló este aumento de capital es un hito clave ya que sienta las bases de un futuro financiero con buena salud para Graña y Montero.

Leer comentarios ( )