(AP).- ha aceptado pagar reembolsos por un total de al menos US$ 19 millones a consumidores cuyos hijos realizaron compras a través de apps de la tienda virtual Google Play sin consentimiento de sus padres.

El acuerdo es parte de la tercera demanda iniciada por la (FTC por sus siglas en inglés) referidas a compras efectuadas por niños a través de apps. En enero aceptó un acuerdo con Apple por US$ 32.5 millones e inició una demanda contra Amazon, que dijo que no buscará un acuerdo.

En el caso de Google, la FTC dijo que a partir de 2011, los consumidores denunciaron gastos efectuados por niños mediante apps descargados de Google Play. Los gastos individuales van de 99 centavos a US$ 200.

Según la demanda, cuando Google introdujo los apps en Google Play en 2011, no estaban protegidos por contraseñas. Por eso, un niño podía comprar artículos virtuales con solo hacer click en una ventana emergente dentro del app mientras lo usaba. Entre mediados y fines de 2012, Google introdujo una ventana emergente que exigía contraseña para efectuar un pago, pero con un lapso de 30 minutos durante el cual no se requería la contraseña.

"Para millones de familias estadounidenses, los teléfonos multiuso y las tabletas han pasado a ser parte de la vida cotidiana. A medida que más estadounidenses utilizan la tecnología digital, es vital recodar a las empresas que las protecciones al consumidor consagradas por el tiempo siguen vigentes, entre ellas que no se le puede cobrar a los consumidores compras que ellos no autorizaron", dijo la presidenta de la FTC, Edith Ramírez.

Bajo el acuerdo, Google deberá reembolsar totalmente los gastos en que incurrieron los niños por un total de al menos US$ 19 millones en los 12 meses siguientes a la aprobación final.

Google también deberá obtener el consentimiento expreso e informado de los consumidores antes de cobrar las compras efectuadas a través de apps.

"Ya hemos realizado cambios en los productos para garantizar que la gente tenga la mejor experiencia posible con Google Play", dijo Google en un comunicado. "Nos alegra dejar resuelto este asunto para concentrarnos en nuevas maneras de que la gente disfrute del entretenimiento que les gusta".