El grupo Gloria informó que ya no se dan las condiciones necesarias para el normal funcionamiento de la empresa , las cuales son imprescindibles para mantener la garantía de calidad de sus productos, por lo que se procedió al cierre de dicha empresa.

Mediante un Hecho de Importancia enviado a la Superintendencia del Mercado de Valores, la empresa explicó que Ecolat debió avanzar con su plan de reestructuración, en un "último intento" por evitar el cierre definitivo de sus operaciones.

"La crítica situación de la empresa, la falta de alternativas sustentables para el negocio y la probabilidad real de un cierre definitivo de las operaciones, de no implementarse rápidamente la reestructura original, había sido planteada en sucesivas reuniones con las autoridades", señalo.

Gloria enfatizó que a pesar de todos los esfuerzo por intentar continuar operando, en las últimas semanas y días se han producido graves irregularidades y agresiones de todo tipo, que "impiden el normal funcionamiento de la empresa".

Esto ha sido debidamente documentado y denunciado antes las autoridades correspondientes.

"Ante la desproporcionada reacción del sindicato a las decisiones de la empresa y sus gerentes, se han quebrado el principio de autoridad y la relación de confianza necesaria que debe existir con los trabajadores", añadió.

En ese sentido, subrayó que "por todo lo anterior, no nos ha quedado otra alternativa que proceder a cerrar la operación de Ecolat Uruguay".

Finalmente, mencionó que los accionistas lamentan este desenlace que han procurado evitar y reafirman su compromiso de cumplir con todas las obligaciones que la ley exige para finalizar las relaciones laborales con el conjunto de los trabajadores, proveedores y clientes.