eliminará hasta 920 empleos y recortará gastos en su proyecto de cobre y oro Tampakan de US$5,900 millones en Filipinas, una de las varias minas que están bajo revisión.

Dicho proyecto es uno de los cuatro que Glencore podría vender para apaciguar las preocupaciones del gobierno chino sobre su dominio en la producción de cobre, sino logra vender la mina .

En su último reporte mostró un alza en su producción durante el primer semestre, impulsada por la aceleración de la extracción de sus nuevas minas, como Antapaccay y por un mejor desempeño en el Congo.