Módulos Temas Día

Generosidad de Apple, doble filo para sus proveedores

Apple gasta un promedio de US$ 10,000 millones anuales en activos fijos, gran parte de los cuales se destina a la compra de equipamientos que se emplazan en las fábricas de sus proveedores.

Apple

Apple

(Foto: Bloomberg)

Se busca: Fabricantes extranjeros para recibir US$10.000 millones en fábricas y equipamiento gratuito.

• Debe estar dispuesto a establecerse en Estados Unidos
• Los candidatos deben comprometerse a crear puestos de trabajo, fabricar productos de alta calidad y pagar los salarios de EE.UU.
• Los beneficios pueden incluir maquinaria gratuita, exenciones tributarias, terrenos subvencionados y oportunidades de sacarse una fotografía con presidentes y máximos ejecutivos de empresas.
• El contrato es por cinco años, o hasta que cambien los vientos políticos.

La lista de compañías que probablemente serán invitadas a presentar currículos y aprovechar el enorme plan quinquenal de gastos de capital de Apple Inc. es larga. Primera en la fila podría estar Foxconn Technology Group. Luego, agregue a Pegatron, Quanta Computer, O-Film Tech, Lens Technology, Catcher Technology, Japan Display, Sharp Corp., BOE Technology Group Co.

Si bien Apple dijo que comprometerá US$ 30,000 millones en cinco años, US$ 10,000 millones se destinarán a centros de datos y otros US$ 5,000 millones, a fabricantes nacionales (empresas como Corning  y Flex probablemente sean los beneficiarios en ese caso); luego hay una nueva área y expansión minorista. Por lo tanto, estimo que la cantidad disponible para las compañías extranjeras probablemente esté más cerca de los US$ 10,000 millones.

Y es probable que ese dinero para gastos de capital beneficie a proveedores, porque Apple no opera sus propias fábricas. Subcontrata una larga cadena de suministros, desde diseñadores de chips como Qualcomm y Broadcom hasta fabricantes de componentes, como Taiwan Semiconductor Manufacturing  y Sony, y finalmente a las firmas de ensamblaje (dentro de las que Foxconn es la más famosa).

Apple gasta un promedio de US$ 10,000 millones anuales en activos fijos, gran parte de los cuales se destina a la compra de equipamientos que se emplazan en las fábricas de sus proveedores.

Esta es una práctica que se remonta a principios de la década de 2000, cuando comenzó a requerir técnicas de fabricación únicas o especializadas, y esos proveedores carecían de los fondos para comprar toda la maquinaria por su cuenta.

Además de la propia generosidad de Apple, incentivos como exenciones tributarias, terrenos baratos y otros subsidios crearían un paquete muy tentador con el que atraer a las compañías extranjeras y crear empleos.

Pero es un gran riesgo para cualquier proveedor establecer una operación en EE.UU. Incluso si la mitad de los costos fuera asumida por Apple y entidades gubernamentales, los afortunados beneficiarios de todos modos se quedarían operando una fábrica estadounidense, pagando salarios estadounidenses, sujetos a las leyes laborales (y a los sindicatos) de EE.UU. y dependiendo de un solo cliente estadounidense.

Gracias a la muerte de las marcas estadounidenses de electrónica, hay pocas compañías nacionales que podrían tomar el relevo si la demanda de Apple cayera.

Es posible que su archirrival Samsung Electronics Electronics pudiera establecerse allí, pero lo dudo. Y teniendo en cuenta que los nombres chinos no son bienvenidos, es difícil imaginar que alguno de ellos decida gastar mucho dinero en EE.UU.

Ello dejaría a esos proveedores fabricando una gran cantidad de productos y componentes que luego serían enviados de vuelta a China (o tal vez a México) para su ensamblaje final, lo que sería un poco como enviar arena a la playa.

Sin duda, hay muchas empresas dispuestas a conversar con Apple sobre instalar fábricas en EE.UU., pero no espere que estén demasiado entusiasmadas.

Tags Relacionados:

Apple

tecnológicas

Leer comentarios ( )

Ir a portada