Fráncfort (Reuters).- reportó un desplome del 98% en su ganancia trimestral antes de impuestos a 18 millones de euros (24.81 millones de dólares), por debajo de las expectativas más modestas, empujada a la baja por una caída en los ingresos por intermediación y un aumento de 1,200 millones de euros en provisiones para litigios.

Los cargos judiciales vienen después de que rivales como y apartaron miles de millones de dólares para hacer frente a unos escándalos revelados tras la crisis financiera.

Las provisiones para litigios del banco alemán, su reserva para hacer frente a las dificultades legales previstas, aumentaron a 4,100 millones de euros en el tercer trimestre, dijo el banco en un comunicado el martes.

Se esperaba que Deutsche reportara una caída del 43% en su ganancia antes de impuestos a 642 millones de euros, según un sondeo de Reuters a nueve analistas.

Se había previsto que los ingresos por intermediación del banco caerían un 47% a poco más de 1,000 millones de euros. "Esperamos que el ambiente de litigios siga siendo complejo", dijo el banco en un comunicado, lo que indica que lo peor podría no haber terminado.