Tokio (Reuters).- El beneficio operativo de cayó en picada respecto al año anterior en momentos en que la icónica marca de electrónica de consumo lidiaba con una débil demanda de sus televisores y otros dispositivos en un contexto de fuerte competencia de rivales extranjeros.

En los tres meses hasta el 30 de junio, Sony presentó una caída del 77% en el beneficio operativo a 6,280 millones de yenes (unos 65 millones de euros), muy por debajo de la media de 17,600 millones de yenes en ganancias que estimaron cinco analistas encuestados por Thomson Reuters I/B/E/S.

El resultado trimestral da a los inversores los primeros datos de la labor del nuevo responsable de Sony, . El ejecutivo tomó las riendas del inventor del reproductor de música en abril, prometiendo dar la vuelta a la situación de la compañía mejorando los beneficios de cámaras, juegos y dispositivos móviles.

Tras unas pérdidas de 67,000 millones de yenes en el anterior año fiscal, Sony redujo su previsión de beneficio operativo para todo el año a 130,000 millones de yenes frente a una estimación consensuada de 139,000 millones en un sondeo de Thomson Reuters a 18 analistas.