(Reuters).- , una de las mayores productoras de cobre del mundo, ha reportado una caída interanual de un 9.5% en su utilidad neta del segundo trimestre de este año, en medio de mayores costos de ventas.

Southern Copper controlada por Grupo México anotó una de US$ 337.3 millones entre abril y junio, frente a la utilidad de US$ 372.7 millones del mismo lapso del año pasado, dijo la firma en un comunicado.

El la ganancia antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización creció un 4.6% interanual en el segundo trimestre, a US$ 707.6 millones.

En el primer semestre, la ganancia neta de la cuprífera cayó un 23.9% interanual, a US$ 660.6 millones.

Southern Copper opera las minas Toquepala y Cuajone en Perú y los yacimientos La Caridad y Buenavista en México. Asimismo, la minera opera la refinería Ilo en el país sudamericano.

Las ventas de la empresa crecieron un 5.5% interanual en el segundo trimestre, a US$ 1,487.4 millones, detalló. Pero los costos de ventas aumentaron un 2.2% en ese lapso, a US$ 726.6 millones, agregó.

Sobre la , la firma detalló que aumentó un 4.9% interanual en el segundo trimestre, a 165,369 toneladas, tras la puesta en marcha de una nueva planta ESDE III en Buenavista y un aumento en la extracción en La Caridad y Toquepala por mayores leyes del mineral.

"En el ambiente actual de precios, esperamos mejorar los resultados de Southern Copper durante la segunda mitad de 2014 en tanto la planta ESDE III de bajo costo y con una capacidad de 120,000 toneladas alcance capacidad plena durante el tercer trimestre", dijo Germán Larrea, presidente del directorio.

"En 2015, nuestra nueva concentradora en Buenavista añadirá 188,000 toneladas de cobre y 2,600 toneladas de molibdeno de capacidad adicional, que mejorará la rentabilidad y el retorno de Southern Copper", agregó.

Respecto al proyecto Tía María de unos US$ 1,400 millones en Perú, la firma dijo que respondió recibidos de las autoridades gubernamentales y partes interesadas tras la entrega el año pasado de un nuevo estudio de impacto ambiental (EIA).

"Estamos esperando la aprobación final de nuestro EIA durante el tercer trimestre de 2014. Una vez recibida, estaremos en condiciones de seguir adelante con este importante proyecto", precisó la empresa.

El primer plan ambiental presentado por Southern Copper fue rechazado por el Gobierno del ex presidente Alan García aduciendo "observaciones inviables" y tras persistentes manifestaciones de la población por temores ambientales.