En el emporio de la Av. Gamarra y sus alrededores, cada vez hay más galerías y cuadras enteras de tiendas que venden 100% confecciones chinas a precios con los que no pueden competir los pequeños industriales de la zona, advirtió Manuel Ito, presidente de la Asociación Peruana de Industriales Confeccionistas de Gamarra.

Por tal razón, el dirigente respaldó la investigación del Indecopi a la importación de prendas chinas (que podrían llevar a aplicar medidas antidumping a esos artículos), y demandó que la ministra de la Producción, Gladys Triveño, se pronuncie en defensa de la industria local.

Afirmó que, en lo que va del año, la venta de prendas chinas ha quitado en un 30% el mercado a los industriales de ese emporio, y confirmó que muchos de estos se han vuelto importadores de esas prendas, para poder sobrevivir, como informáramos (Gestión 07.08.2013).

Frente a esta situación, planteó que el Gobierno incremente el tope de adquisiciones de confecciones por parte de entidades públicas, de un millón de prendas por año, a por lo menos tres millones.

EL NÚMERO300 milPUESTOS de trabajo directos e indirectos genera el emporio textil de Gamarra, según Manuel Ito.