Reuters.- La agencia de calificación recortó las notas de la deuda de los fabricantes de electrónica de consumo japoneses y al estatus de "basura" debido a la debilidad de sus negocios.

La rebaja implica un golpe más a los atribulados gigantes de la tecnología de Japón que han estado enfrentando una débil demanda y la competencia de y .

La fortaleza del yen y las tensiones en China, donde el crecimiento se ha desacelerado y los bienes japoneses han sido blanco de boicots, también afectaron las ganancias de las empresas.

La agencia de calificación crediticia rebajó el jueves a Sony en tres escalones a BB-menos desde BBB-menos, argumentando que una recuperación significativa de la empresa será lenta.

"Fitch cree que la continuidad de la debilidad en el segmento de entretenimiento para el hogar y productos de audio, portátiles y de comunicaciones contrarrestará el relativamente estable segmento de la música y fotografía y la mejoría en el segmento que fabrica semiconductores y partes", dijo la empresa en un comunicado.

La rebaja en la nota de crédito amplió los costos para asegurar la deuda de Sony a cinco años (CDS) en 5 puntos básicos a 382.5/402.5 puntos.

Los CDS de Panasonic con el mismo vencimiento cotizaban en 295/315 puntos base, un alza de 15 puntos.

En una declaración separada, Fitch redujo la nota de Panasonic a BB desde BBB-menos, un recorte de dos escalones, citando la debilidad de la competencia de sus televisores y paneles de monitores, así como la escasa generación de efectivo de sus operaciones.