El gerente general de Transportadora del Callao, la concesionaria a cargo de la faja, Víctor Sam, informó que ya en febrero alcanzaron un acumulado de dos millones de toneladas de concentrado embarcados.

"El año pasado transportamos el 51% de los concentrados exportados por el Callao, pues hubo periodos en que no pudimos operar, pero este año sí transportaremos el 100%", señaló el ejecutivo.

El 46% del concentrado transportado fue de zinc, el 40% cobre y el 14% plomo.Este sistema de transporte genera beneficios tanto para los exportadores, en reducción del tráfico de camiones y en menor riesgo de contaminación.

"La velocidad de embarque ahora es cinco veces mayor. Antes, usando camiones, la velocidad era de 300 toneladas por hora. Mientras que con la faja se transporta 1,600 toneladas por hora", indicó Sam.

La faja transportadora de minerales tiene una extensión de 3.5 km, desde la estación del ferrocarril de minerales, hasta el muelle de minerales. "Antes al hacerse el traslado en camiones se generaba un tráfico tremendo y los camiones tenían largas colas de espera en el muelle", anotó. Al año se reemplazan 90 mil viajes de camión hacia el puerto.

Asimismo, los exportadores han reducido costos en los fletes de los buques, por el menor tiempo de espera de las embarcaciones. "Antes para cargar esperaban 8 a 10 días en promedio, ahora es solo medio día. A la fecha los exportadores han ahorrado aproximadamente cinco millones de dólares en 'detention'", indicó.

Agregó que la faja transportadora cuenta con 18 clientes, las principales mineras que operan en el centro del país. Entre ellas figuran Chinalco, Volcan, Glencore, Milpo, El Brocal, etc.