Nino Boggio, gerente central de Legal, Regulatorio y Relaciones Institucionales de Entel, señala que el proceso de portabilidad que se implementó en julio del 2014 –el cual permite cambiar de operador en 24 horas– ha sido un primer paso hacia generar un .

Cabe resaltar que, cuando Entel se lanzó de manera oficial en el mercado peruano, hubo un despunte importante de procesos de este tipo. Antes del ingreso de Entel, las migraciones en un periodo de 15 días se contaban en 1,000 pedidos. En las dos semanas que siguieron al lanzamiento hubo 20,000 y Entel ganó 12,000 nuevos clientes.

"También estamos pidiendo a Osiptel que optimice normas complementarias", anota Boggio. En este sentido, Entel propone que los equipos se comercialicen desbloqueados y que los plazos forzosos se eliminen de los contratos de servicio.

"Estos dos temas actualmente generan trabas para migrar a otro operador con tu número", asegura el gerente. "El marco que se quiere promover permitirá a los usuarios poder ejercer libremente su derecho de propiedad como con cualquier otro bien", añade.

Otro tema en la agenda es el procedimiento para la revisión de cargos móviles que está en proceso de fijarse por parte de Osiptel. Cuando un cliente de Entel llama a otro operador, la compañía debe pagarle un "peaje" por entrar a su red.

"Este cargo constituye uno de los costos más importantes para definir las tarifas que se ofrecen", apunta Boggio. La última vez que se revisó fue en el 2010.

En los anteriores procesos, los cargos se redujeron como mínimo en un 50%, señala el ejecutivo. Además, sostiene que en esta ocasión debieran reducirse sustancialmente para poder trasladar dicha reducción a las nuevas ofertas, en beneficio de los usuarios.

Finalmente, apuestan porque cada vez más haya igualdad de condiciones en el sector para competir.