El , elaborado por la firma Edelman, permitió conocer que en la región de América Latina, las empresas de tecnología son las que generan más confianza, mientas que las empresas de servicios financieros son las que generan menos confianza, señaló el director de Edelman para América del Sur, Allan McCrea.

"El nivel de confianza en las empresas está en un nivel aceptable y está en el orden del 60%, son niveles deseables y esto se aplica prácticamente a todos los sectores, y si analizamos sector por sector encontramos que la mayoría gozan de buen nivel de credibilidad", declaró a Gestion.pe.

Además de las empresas de tecnología (88% de nivel de confianza), manifestó que también gozan de buena credibilidad las empresas del rubro automotriz (84%), así como de alimentos y bebidas (78%).

"En el lado inferior está el sector de servicios financieros (59%), el sector de los bancos es el más golpeado y que todavía de credibilidad", anotó.

El ejecutivo manifestó que la primera conclusión que trae el Barómetro de la Confianza 2014 es que se vienen recuperando los niveles de confianza en los sectores, principalmente en las ONGs (71%) y empresas (67%) en América Latina.

"Se vienen recuperando todos los sectores principalmente el sector de empresas que logra esta vez posicionarse como el gran líder para llevar a cabo los cambios en la sociedad. Históricamente ese espacio estaba atribuido a los gobiernos, eventualmente luego se le dio la oportunidad también al sector de las ONG pero ninguno de ellos aprovecho eso o supo aprovechar", anotó.

En ese sentido, manifestó que, por segundo año consecutivo, el sector de las empresas tiene "la gran oportunidad de liderar el cambio".

McCrea explicó que las empresas de tecnología inspiran mayor confianza porque tienen que ver con atributos muy importantes como la innovación, compromiso, propósitos y cómo le agregan valor a la vida diaria de las personas.

"No solamente ofrece atributos operacionales, de ventas o los atributos de productos sino con todo lo que tiene que ver con la intangibilidad que hace mucho más llevadera la calidad de vida de las personas y las comunidades", aseveró.

Por otro lado, refirió que en América Latina, la confianza en los gobiernos bajó de 31% en el 2013 a 29% debido a que los líderes que toman posiciones en los gobiernos "no están a la altura de las circunstancias".

"Sus propósitos o sus objetivos son distintos a lo que debería ser el objetivo de los gobiernos que es básicamente, generar bienestar, generar condiciones de desarrollo para sus pueblos y sus comunidades, eso no lo está llevando adelante el sector de los líderes de gobierno", anotó.