Módulos Temas Día

expansión

Empresas pueden convertirse en ‘víctimas de su éxito’, ¿cómo detectarlo y superarlo?

Carlo Fidel, director financiero de Vanguardia Financiera, detalla cuáles son los síntomas que debe tener presente todo empresario.

Carlo Fidel

Carlo Fidel, director financiero de Vanguardia Financiera, explica cómo evitar que una empresa sea 'víctima' de su éxito.

El Perú está lleno de emprendimientos que, con el correr del tiempo, se convierten en microempresas, que pasan a ser pequeñas y medianas empresas pero junto a ese crecimiento se arrastra un problema y es que se vuelven en “víctimas de su éxito”.

Carlo Fidel, director financiero de Vanguardia Financiera, indicó que esto es un “problema bueno” pero que si no se atiende adecuadamente puede desencadenar diversas complicaciones para la empresa, sus propietarios y trabajadores.

“Un problema malo sería que las empresas no puedan vender o tengan falencias en sus aspectos comerciales u operativas del negocio, que hagan que no despegue pero un ‘problema bueno’ es cuando el crecimiento de un negocio se convierte en un obstáculo”, declaró.

En diálogo con Gestion.pe, indicó que si un negocio empieza a crecer y facturar más, entonces las necesidades de esa empresa aumentan y no solo se trata de tener más vendedores o una mejor gestión comercial sino que se debe dar un mayor soporte a la gestión comercial.

“Uno de los efectos que son contraproducentes en el crecimiento es que puede el no tener un orden puede repercutir en la parte financiera. Al no tener un buen manejo financiero o un buen planeamiento financiero que acompañe el crecimiento comercial del negocio pues puedes tener problemas de acceso al crédito, una mala calificación crediticia o tus costos financieros se pueden ir por las nubes si no sabes manejar eso”, detalló.

Todo esto puede ocasionar contingencias tributarias con la Sunat, contingencias laborales o de otras circunstancias que no permiten manejar un negocio como en su auspicioso inicio.

El especialista mencionó que un negocio más grande requiere de procesos mucho más establecidos.

“Cuando la empresa es pequeña, el mismo gerente o dueño podía supervisar muchas de las funciones y áreas, como la comercial, la administrativa o de gestión operativa. Cuando una empresa crece, la dirección y la gestión es un tema que podría convertirse en un dolor de cabeza si no es bien administrado”, anotó.

¿A quienes ataca?

Detalló que ser 'víctima del éxito' es un problema que se puede presentar en cualquier etapa de crecimiento de una empresa, la cual debe cumplir ciertos cambios o requisitos para dar un salto en la evolución como negocio.

En ese sentido, señaló que para una microempresa no será muy notorio los efectos de realizar cambios a su modelo de gestión, mientras que a nivel de las pequeñas empresas el efecto se vea en sus resultados financieros y contables que les permitan acceder al crédito bancario.

"Mientras que a nivel de medianas empresas ya no solo van a estar los bancos sino también otras fuentes de financiamiento adicionales que van a exigir (a la empresa) un orden interno", añadió.

Durante el primer semestre del 2017, Vanguardia Financiera experimentó un crecimiento de 135%, en comparación con sus resultados del primer semestre del 2016. 

La empresa se dedica a estructurar soluciones financieras, levantar capitales privados y públicos para pymes y grandes empresas de diversas industrias y sectores.

Leer comentarios ( )

Ir a portada