La estadounidense Eat Just, que desarrolla carne obtenida con el cultivo de células animales y que es la primera en tener autorización para comercializarla, logró un acuerdo para adquirir biorreactores gigantes con la ambición de producir decenas de miles de toneladas por año.

La filial de la compañía de cárnicos, Good Meat, anunció el miércoles haberse asociado con Abec, un fabricante de equipo especializado, que habitualmente trabaja con el sector farmacéutico y de biotecnología, para el desarrollo de tanques de 250,000 litros donde las células podrán proliferar.

La empresa proyecta instalar diez de estos biorreactores en Estados Unidos con el objetivo de comenzar la producción en el 2025 y producir unos 13.6 millones de kilos de carne de pollo y de res por año.

Otras empresas emergentes empiezan a trabajar sobre este nicho de la carne “de laboratorio” o artificial que promete producir proteínas animales con un impacto medioambiental menor comparado con la cría intensiva de animales y sin el sufrimiento animal que conlleva.

Eat Just, fundada en el 2011, está basada en San Francisco y es la primera empresa en el mundo en haber recibido, a finales del 2020 en Singapur, la autorización para comercializar pollo fabricado de forma artificial.

Fue una etapa crucial para aumentar la producción, subrayó el cofundador y director ejecutivo Josh Tetrick. Pero por el momento la producción sigue siendo mínima, 4.5 toneladas este año en Singapur, y muy cara.

Para vender grandes volúmenes y a precios accesibles, se necesitan capacidades de producción mucho más grandes, agrega el empresario.

Por ahora el grupo planea instalar pequeños biorreactores -de entre 3,500 y 6,000 litros- en California y Singapur hasta el inicio del próximo año. Cada uno podrá producir decenas de miles de kilos de carne por año.

Una vez obtenido el aval de los reguladores en Estados Unidos Good Meat estará lista para salir al mercado en los primeros 30 días, aseguró Tetrick.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aún está en proceso de aprobar el proceso de fabricación mientras el Departamento de Agricultura (USDA) necesita determinar como se debe etiquetar el producto.

Eat Just no especificó el valor del acuerdo con Abec, diciendo solo que la inversión total es de varios cientos de millones de dólares.

TAGS RELACIONADOS