Diego Benavides, quien aseguró que se mantiene como presidente de la subsidiaria de IRL en Perú, pese a que la empresa anunció su destitución, dijo que el nuevo directorio de la empresa "probablemente (quiere) tomar el control de la empresa, vender el proyecto de oro Ollaechea y generar otras acciones que van a ir en contra de los accionistas".

La Compañía Minera IRL detalló esta mañana en un comunicado "que debido a la temporal situación en cuanto al control con sus dos subsidiarias peruanas, Minera IRL S.A. y Compañía Minera Kuri Kullu S.A., (…) ha solicitado a manera de precaución la suspensión del comercio de acciones en el AIM (un submercado de la Bolsa de Valores de Londres)".

Además, anunció que luego de una investigación ha iniciado un proceso de remoción de Diego Benavides de su cargo de CEO interino de la compañía y en su rol como presidente y gerente general de las subsidiarias Minera IRL y Compañía Minera Kuri Kullu, y que ha iniciado "procedimientos penales" en su contra.

Al respecto, Benavides afirmó que no ha sido notificado judicialmente y que será él quien iniciará una acción penal contra aquellos "están manipulando la información para seguir maltratando mi imagen en el mercado".

"Yo sigo siendo presidente ejecutivo de la empresa y gerente general. La única manera como me pueden retirar es con un directorio que nunca se ha formalizado", declaró a Gestión.

La empresa Kuri Kullu de IRL es propietaria del proyecto de oro Ollaechea, en la provincia de Carabaya (Puno), que tiene reservas de oro de aproximadamente 1 millón de onzas.

Benavides advirtió que si no permanece en el directorio de la empresa la comunidad de Ollaechea obligará la paralización de la construcción de la mina porque "lo único que exige es que (yo) mantenga una posición de liderazgo en la empresa matriz, para que se garanticen el cumplimiento de todos los proyectos que tenemos con ellos".

De acuerdo a la versión del directivo, el problema se inició cuando en marzo último falleció su socio, el fundador y presidente ejecutivo de IRL Courtney Chamberlain, y toma el cargo Daryl Hodge, quien "viene al Perú para hacer un take over, tomando todas las posiciones y responsabilidades que como gerente general yo tengo. Aparentemente yo soy una persona que está impidiendo que algo suceda con IRL y por eso me quieren retirar a toda costa.