La universidad venezolana Rafael Belloso Chacín abrió hace poco más de un mes una oficina comercial en Lima para introducir su oferta online de formación al .

Bajo la marca de Urbe Internacional, que ya está presente en República Dominicana, Miami, Venezuela, Puerto Rico y Panamá, la entidad educativa intentará posicionar sus 34 diplomaos online, especialmente los referidos a marketing digital y formación educativa (dirigido a docentes y educadores en general).

Rafael Martínez, representante de Urbe Internacional en Perú, mencionó como desafíos del la deserción de los estudiantes y la constante adaptación de las universidades a las nuevas tecnologías.

[ Lee también: ]

"Hoy en día, la deserción es menor siempre y cuando el programa sea de claridad, que la tutoría sea eficiente, el acompañamiento de la universidad permanente, que la calidad de los contenidos sea apetecible por el participante, y que el participante sienta que está realmente aprendiendo en un entorno en donde a responsabilidad es la clave", explica el ejecutivo venezolano.

El representante de Urbe Internacional en el país destaca que los futuros estudiantes peruanos podrán acceder a los servicios educativos a través de distintos dispositivos móviles, y haciendo uso de herramientas como Blackboard Collaborate y Moodle.

"Los alumnos están más dispuestos a trabajar en la tecnología, llegar a tener actividades de formación utilizando medios tecnológicos (…) Los millennials tienen una manera muy particular para aprender, (hacen) búsquedas inteligentes, qué hacer y qué no hacer en la red social", explica Martínez.

Urbe Internacional ya firmó un convenio con , y está en conversaciones con la Cámara de Comercio de Lima (CCL) y la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) para cooperar en el ámbito de capacitaciones e investigaciones.

[ Lee también: ]

Aunque revisan sus costos según el país, actualmente la tarifa de Urbe Internacional para sus diplomados (de 150 a 350 horas en seis meses) oscila entre US$ 500 y US$ 1,500.

A fines del 2015, el objetivo es comunicacional: difundir su oferta educativa a través de y contactando con las "fuerzas vivas" de la sociedad, es decir, instituciones que puedan tener un impacto importante en dar a conocer los productos y servicios de Urbe.

En unos doce meses, comenzando desde febrero del 2016, la universidad venezolana ya espera tener alumnos matriculados en alguno de sus programas de posgrado.