(Bloomberg) Los aficionados a las comidas rápidas ya no remolonean en la cama por las mañanas.

La decisión de McDonald's de empezar a vender Egg McMuffins todo el día –con la meta de promover las ventas durante las horas del almuerzo y la cena– ha impulsado también su negocio de la mañana. Este, a su vez, desencadenó una lucha entre sus rivales para encontrar nuevas combinaciones de huevos, papas y carne, de modo de lograr un desayuno sabroso.

El más reciente ejemplo es el burrito de desayuno Egg-Normous de Burger King. Está relleno de salchicha, tocino, huevos, papas fritas, queso cheddar y queso amarillo. Asimismo, el hogar del Whopper añadió recientemente un grandioso emparedado italiano para el desayuno y se liberó de los sándwiches de pan integral, cuyas ventas eran lentas.

"Hemos invertido más en los desayunos", dijo Alex Macedo, jefe de Burger King North America, en una entrevista. "El ambiente es muy competitivo".

Además de añadir y eliminar ítems, Burger King modificó su burrito de huevo más pequeño a comienzos de este año, quitándole los pimientos verdes y rojos, que reemplazó por papas fritas.

FriturasTaco Bell revisó sus ofertas matinales en marzo para incluir opciones de US$1 como boles de frituras y quesadillas de embutidos en panes planos. Los restaurantes Subway acaban de anunciar los sándwiches "compre uno, obtenga otro de regalo" para el mes de mayo. El truco: deben comprarse antes de la 9 de la mañana. Y Dunkin' Donuts renovó su menú centrándose en ofertas de todo el día; también promueve bebidas Coolatta de US$1,99 que se venden a cualquier hora.

Los cambios llegan en momentos en que más consumidores de Estados Unidos consumen huevos y café fuera de casa, según un estudio de la empresa de análisis de mercado GfK MRI, publicado por EMarketer.com. El año pasado, más de 34 por ciento de los estadounidenses informó haber comprado su desayuno en restaurantes de comida rápida, frente al 32,8 por ciento de 2011. Por otra parte, menos consumidores dijeron estar comiendo fuera a la hora del almuerzo o la merienda. Las cenas en restaurantes aumentaron menos de 1 por ciento.

En Estados Unidos, el desayuno de todo el día de McDonald's ha ayudado a revertir la peor caída de las ventas en más de una década al atraer más clientes a lo largo del día, incluida la mañana. El plan está superando sus metas.

"Todavía excede nuestras expectativas", dijo el máximo responsable Steve Easterbrook en una teleconferencia en abril. "Si bien hubo un claro incremento de las visitas y el gasto a lo largo de todo el día, nuestro negocio del desayuno también ha prosperado".

Ítems como Egg McMuffins y las papas fritas de diversas formas y tamaños impulsaron un aumento de las ventas de 5,4 por ciento en locales comparables de McDonald's en Estados Unidos en el primer trimestre. La cifra supera los avances trimestrales más recientes de Burger King, Dunkin' y Taco Bell.

"Ayudó al éxito del plan, algo que no veían hacía ya varios años", dijo Darren Tristano, presidente de la firma de investigaciones del sector Technomic Inc.