Módulos Temas Día

Datos de comportamiento: ¿Cómo se usan para prevenir el fraude en empresas?

Las inversiones en prevención de fraude en la región crecieron tres veces del 2015 para el 2016. Usuarios relacionan una mala atención en empresas a casos de fraude.

Delitos de fraude.

SAS para Latam.

Quienes previenen el fraude en las empresas y sus atacantes se han envuelto en la dinámica del gato y el ratón, caza que se ha agudizado con los cambios que propone, estos últimos años, la transformación digital de las empresas y la enorme cantidad de datos que producen los usuarios. Estos, sin embargo, han sido dejados de lado.

“Hoy las empresas están teniendo que adaptarse. Tienen que trabajar una enorme cantidad de datos, estructurados y no estructurados”, comenta Robson Ohosaku, especialista de seguros y Líder de prácticas de prevención de crímenes financieros de SAS para Latam.

En ese sentido, la información que proporciona la Big Data es valiosa: el ángulo en que se usa el celular, la velocidad al digitar el Login y la contraseña, la altura desde el suelo hasta el celular, si se usó la mano izquierda o derecha. Todo ello viene analizándose, a manera de una segunda validación de datos, a fin de prevenir fraudes en los servicios que brindan las empresas a sus clientes.

De hecho, ya se usa en negocios retail de Brasil, como explican los expertos en el video de arriba.

“Toda esta información es Big Data, que no son datos solamente de inmuebles, son datos de consumo, de comportamiento, de behaviour. Nosotros utilizamos esto para identificar a las personas”, comenta a Gestión Ricardo Saponara – responsable en temas de inteligencia y seguridad para industrias bancarias de SAS - Latam.

“Por más que la persona pone completamente el login, el password, vamos a identificar que su comportamiento, su velocidad de digitación, o su altura desde el suelo, si fue con la mano izquierda o derecha, no condice con su histórico, y así hace una segunda validación de la autenticación de la persona”, añade Saponara.

¿Mala experiencia vs Fraude?
Una mala experiencia del cliente, puede ser relacionada por estos a casos de fraude.

“Cuando sufres un fraude es una mala experiencia total”, comenta Ohosaku.

Añade que algunas empresas, a fin de prevenir el fraude, ponen muchas dificultades para que ello se se pueda confirmar que la falla es propia. “Es una responsabilidad de las compañías, no del cliente probar que es así”, comenta el especialista.

“Cuando hablamos de fraude, no podemos solamente pensar en reducir las pérdidas o el costo, tenemos que mantener la experiencia de usuario”, agrega Robson Ohosaku.

A medida que las herramientas de prevención del fraude, más datos de comportamiento se podrán recolectar. “Hoy, todo lo que las empresas están invirtiendo en la experiencia de usuario, es muy importante”, dijo Ohosaku.

Aquella lista de preguntas que los usuarios de un servicio deben contestar para validar sus datos son situaciones para las que las personas “no están más dispuestas”.

En el caso de las aseguradoras, estas podrían identificar los siniestros con alta propensión a ser casos regulares. Los que tienen baja propensión, es decir tienen alguna irregularidad, se resuelven con un fast track, que hace un proceso rápido de aprobación, y así no se incomoda a un buen cliente.

“Así va a garantizar una renovación posterior del servicio”, comenta Ricardo Saponara. En la banca, sucedería lo mismo al abrir nuevas cuentas de ahorro o crédito, o realizar transacciones. Con el uso de Big Data, se pude llegar a saber cuál es la experiencia del buen cliente consumidor, y solo depurar los casos irregulares.

“Si no tienen una diferencia competitiva para autenticar con una forma más rápida, segura, transparente para el cliente, puede ser un problema para tu empresa”, advierte Ohosaku.

“Pero al mismo tiempo, los defraudadores evolucionan. Entonces, cada vez más es una búsqueda de gato y ratón. Ellos van a evolucionar, nosotros tenemos que evolucionar”, indicó Saponara.

Inversión
Las inversiones en prevención de fraude en la región crecieron tres veces del 2015 para el 2016, a no menos de dos dígitos por año, según la cartera que maneja SAS. “Del 2017 para acá, estamos cerrando con 20% más de empresas”, indicó Robson Ohosaku.

Esta inversión en fraude es indirectamente proporcional al buen crecimiento de la economía. “En los momentos que una empresa no consigue hacer nuevas ventas, invierte para garantizar su lucratividad”, destacó Ricardo Saponara.

Tags Relacionados:

video exclusivo

fraude

SAS

Leer comentarios ( )