Módulos Temas Día

Daimler no quiere entregar las joyas de la familia

La empresa matriz de Mercedes-Benz está en conversaciones para formar una empresa conjunta de autos compartidos y por aplicación con Zhejiang Geely Holding Group Co..

Daimler

Daimler

El fabricante de automóviles chino, encabezado por el multimillonario Li Shufu, se convirtió en el mayor accionista de Daimler en febrero. (Foto: Bloomberg)

Es posible que Daimler AG haya encontrado una manera de aplacar el deseo de su mayor inversionista de formar una alianza chino-europea sin ceder las joyas de la familia.

La empresa matriz de Mercedes-Benz está en conversaciones para formar una empresa conjunta de autos compartidos y por aplicación con Zhejiang Geely Holding Group Co., informó Bloomberg News el martes.

El fabricante de automóviles chino, encabezado por el multimillonario Li Shufu, se convirtió en el mayor accionista de Daimler en febrero.

Esa inversión generó un dilema para Daimler, que ha estado desarrollando tecnología para vehículos de autoconducción con el proveedor del sector automotor Robert Bosch GmbH. Lejos de la fanfarria de Silicon Valley, las dos compañías con sede en Stuttgart han desarrollado discretamente algunas de las mejores tecnologías autónomas.

Daimler en realidad no quiere compartir conocimientos clave con su mayor inversionista, aseveró en marzo una edición dominical del periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung. Malas noticias para Li, quien pidió "amplias alianzas" en una columna publicada en el mismo periódico el mes siguiente.

La asociación de viajes compartidos es una medida inteligente. La empresa conjunta de partes iguales puede usar automóviles de la marca de vehículos eléctricos de Daimler, Denza, la que, a su vez, es una empresa conjunta con la china BYD Co. Eso podría ayudar a mantenerlo fuera del alcance de las partes centrales del negocio de la compañía alemana, lo que hace que sea más difícil para Geely –que también es propietaria del rival de automóviles de lujo Volvo– conseguir acceso.

La empresa conjunta les dará a ambas empresas una mejor idea de la eficacia con la que pueden trabajar en conjunto. Si esto termina siendo beneficioso para ambas compañías, hay posibilidades de nuevas alianzas en las que podrían compartir más tecnología.

Daimler señaló el año pasado que estaba buscando socios chinos para que asumieran parte de los riesgos de su negocio de autos compartidos Car2Go. La asociación con Geely debería ser útil allí, especialmente si el impulso por los viajes compartidos cobra más fuerza.

Uber Technologies Inc. ya se retiró del mercado tras no poder soportar la guerra de precios con su rival local Didi Chuxing Inc., respaldado por Softbank Group Corp., Tencent Holdings Ltd. y Alibaba Group Holdings Ltd.

Si bien Daimler aún tiene importantes reservas de efectivo, está ampliando rápidamente su gasto en investigación y desarrollo y nuevas plantas. Una serie de adquisiciones, como la aplicación para pedir taxis MyTaxi, significa que tiene ventaja entre los fabricantes de automóviles europeos en lo que respecta a transporte a pedido. Todo esto, mientras mantiene un suculento dividendo para sus accionistas.

China es un mercado diferente y los inversionistas no querrán ser arrastrados hacia una costosa guerra por participación de mercado de viajes compartidos. En el punto álgido de su conflicto, Didi y Uber gastaban regularmente cientos de millones de dólares cada mes en descuentos para atraer clientes.

El riesgo de gastar en exceso aquí pondría en peligro la capacidad de Daimler de mantener sus altos flujos de capital mientras sigue recompensando a los inversionistas.Li, de Geely, ha dicho que, incluso si no logra forjar alianzas más amplias con Daimler, los sólidos rendimientos de la compañía para los inversionistas (el rendimiento del dividendo proyectado es del 6.2%) aún lo hacen atractivo.

Es posible que no quiera poner en peligro eso, especialmente porque el propio Geely tiene reservas de efectivo limitadas de solo 16,000 millones de yuanes (US$ 2,400 millones), aunque es posible que la compañía tenga la posibilidad de recaudar más fondos de ser necesario. Su socio tiene unos 14,000 millones de euros (US$ 16,000 millones).

La relación Daimler-Geely todavía es reciente, pero los alemanes la están abordando con la debida precaución.

Por Alex Webb

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Tags Relacionados:

Daimler

Leer comentarios ( )

Ir a portada