El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que pagará más de US$ 2,500 millones en multas, dentro de un acuerdo en el que se declaró culpable de cargos criminales por ayudar a estadounidenses a evadir impuestos.

El fiscal general, , dijo en una conferencia de prensa que Credit Suisse era el banco más grande en declararse culpable dentro de una acusación criminal en 20 años.

Aseguró que el acuerdo demostraba que ninguna institución financiera estaba por sobre la ley.