Módulos Temas Día

empresas

Tras colapso de autos, Detroit pierde más ventaja en todoterreno

"Estados Unidos ha sido el epicentro del mercado de los todoterreno durante 20 años, y el hecho de que nuestros fabricantes de automóviles nacionales no sean mejores que las marcas extranjeras es condenatorio", dijo Eric Noble, fundador de CarLab

autos

autos

autos

Durante las transmisiones de los partidos de tenis de Wimbledon este mes, General Motors Co. y Ford Motor Co. jugaron su propio juego promocional. Desafortunadamente para Detroit , ambos podrían terminar siendo superados por rivales japoneses.

La publicidad era para los vehículos todoterreno que son cruciales para el éxito de los fabricantes de automóviles en Estados Unidos , y que los consumidores compran en masa a expensas de los sedanes. GM ofrecía un fuerte descuento del 18% para la mayoría de los modelos Buick Encore. Ford respondía con un anuncio en el que el narrador comenzaba diciendo: "¿Está pensando en un Buick Encore? Debería ver la Ford EcoSport completamente nueva".

El duelo de anuncios puso de relieve una historia demasiado familiar. En una secuela de la capitulación virtual de Detroit del todavía considerable mercado de automóviles de pasajeros estadounidense, GM y Ford están tratando de quitarse mutuamente a los clientes mientras luchan por enfrentarse mano a mano con compañías como Toyota Motor Corp., Nissan Motor Co. y Honda Motor Co.

El terreno que están cediendo ahora es ante los crossover que ofrecen mejor conducción y mayor ahorro de combustible que los vehículos utilitarios deportivos basados en camioneta.

"Estados Unidos ha sido el epicentro del mercado de los todoterreno durante 20 años, y el hecho de que nuestros fabricantes de automóviles nacionales no sean mejores que las marcas extranjeras es condenatorio", dijo Eric Noble, fundador de CarLab, una firma de consultoría en Orange, California.

Para el 2023, GM, Ford y Fiat Chrysler Automobiles NV producirán solo el 35% de los crossovers de América del Norte, frente al 61% en el 2005, según Alan Baum, analista de automóviles independiente en West Bloomfield, Michigan.

Eso representa un colapso menor frente a los autos. Detroit representará solo el 16% de la producción de América del Norte para el 2023, después de que Ford y Fiat Chrysler habrán dejado de fabricar sedanes convencionales, esto se compara con el 53% en el 2005, según las estimaciones de Baum.

Aun así, Baum proyecta que los tres fabricantes tradicionales de autos de Estados Unidos no disfrutarán el crecimiento de las ventas de crossovers basados en autos y se volverán aún más dependientes de las camionetas y los SUV más grandes construidos sobre chasis de camioneta.

Para el año 2023, la participación de Detroit en la producción de camionetas en América del Norte seguirá siendo sólida con un 86%, dijo Baum.

"Los asiáticos y los europeos están dominando los crossovers en Estados Unidos al agregar nuevos modelos y más capacidad de fabricación. Hicieron lo mismo con los autos hace 10 o 20 años", dijo. "En Detroit, esto pone aún más presión sobre las camionetas".

El miércoles, los fabricantes de automóviles darán a conocer las cifras de ventas de julio. Las entregas en toda la industria pueden haberse desacelerado a una tasa anualizada de 16.7 millones en julio, según 10 analistas consultados por Bloomberg News. La tasa, que se ajusta según las tendencias estacionales, fue de 16.8 millones el año anterior y de 17.5 millones en junio.

A medida que los fabricantes de automóviles de Detroit se enfrentan a un debilitamiento del mercado, modelos como el Ford Escape ilustran el verdadero desafío. Una planta de ensamblaje en Louisville, Kentucky, es el único proveedor del modelo de crossover de la compañía para América del Norte, con capacidad para producir unos 350,000 al año, dijo Baum.

Honda, por el contrario, está a punto de tener cuatro plantas norteamericanas que producen su modelo CR-V. La compañía obtiene aproximadamente 200,000 unidades al año de cada una de sus fábricas ubicadas en East Liberty, Ohio, y Alliston, Ontario. Alrededor de 70,000 se producen en Greensburg, Indiana, y su planta en Marysville, Ohio, agregará 40,000 unidades adicionales al año a partir del próximo mes.

Todas esas plantas suman una capacidad de más de medio millón de CR-V por año en las fábricas de América del Norte que también producen una mezcla de otros modelos, y pueden ajustarse con relativa rapidez a medida que evolucionan los gustos de los consumidores.

Tags Relacionados:

Detroit

EE.UU.

Leer comentarios ( )

Ir a portada