Módulos Temas Día

Un club privado para trabajólicos obsesionados con el bienestar

Usted conoce a ese tipo de persona: el ejecutivo de la oficina de la esquina que responde todos los correos electrónicos en menos de 15 minutos, ya sea desde su oficina, un exclusivo gimnasio o por el agujero para la cara de una cama de masaje.

Un club privado para trabajólicos obsesionados con el bienestar

Un club privado para trabajólicos obsesionados con el bienestar

Un club privado para trabajólicos obsesionados con el bienestar

Este tipo de trabajólico obsesionado con el bienestar es un fenómeno relativamente reciente, producto de la última década. Pero la tendencia está llegando a un punto culminante.

Según el informe anual del 2018 de la Global Wellness Summit, los consumidores ahora ven los hábitos holísticos como una forma de "abrir una gran cantidad de ’súper’ poderes" que incluyen "pensar ‘mejor, más rápido y de forma más inteligente’". Se estima que es una industria de US$ 3.7 billones (y no sin sus detractores).

No es de extrañar, entonces, que la última innovación en clubes privados se base en el concepto de "bienestar de 360 grados". Cuando se inaugure a principios del 2019, The Well, un espacio de 13,000 pies cuadrados (poco más de 1,200 metros cuadrados) en dos pisos ubicado en el área de Union Square en Manhattan, estará destinado a ser un lugar para que los trabajólicos se relajen, se recarguen y reinviertan en sí mismos.

"Estudios de yoga, estudios de meditación, bares de jugos, acupunturistas; todos los diferentes componentes de un estilo de vida saludable se han convertido en mercados realmente desarrollados", dice Kane Sarhan, cofundador de Well y exdirector de marca de 1 Hotels, de Starwood Capital Group. "La gente ya está consumiendo todos estos servicios, solo les estamos dando un lugar para hacerlo todo bajo un hermoso mismo techo", agrega. Las membresías costarán alrededor de US$ 375 al mes.

Beth McGroarty, directora de investigación de Global Wellness Summit, ve potencial. "Los clubes de bienestar social están justo al centro de una de nuestras principales tendencias mundiales", sostiene.

"Debido al aislamiento digital y las enormes tasas de soledad, estos modelos de club una vez más están encontrando su lugar en el mundo, pero ahora se están organizando en torno al bienestar en lugar de en torno a los gin tonic", agrega.

Ya existen versiones del concepto en las principales ciudades del mundo. Grace Belgravia, en Londres, fue pionero en la combinación de prácticas médicas y de bienestar bajo un modelo único de membresía. Mortimer House, también en Londres, tiene ocho pisos, cada uno aborda una de las ocho necesidades humanas de Maslow, desde "amor" hasta "pertenencia".

En Sídney, está el Club W, un salón de té y centro de educación de bienestar para mujeres del “baby boom”. Y en el patio trasero del Well, encontrará Rise by We (un concepto de "superspa" y club de salud de WeWork), HealHaus (un templo de yoga y medicina oriental ubicado en Brooklyn) y Assemblage (que combina espacios de trabajo conjunto con ejercicios de conciencia plena, o mindfulness, y comida ayurvédica).

The Well trae consigo importantes patrocinadores, una combinación de enfoques de medicina occidental y oriental y un equipo de 30 profesionales con licencia, que abarcarán desde masajistas hasta reflexólogos y expertos en medicina deportiva.

"Hay tanto alboroto en torno al bienestar", dice la cofundadora Rebecca Parekh, quien desarrolló Well mientras trabajaba como directora de ventas de productos cruzados en Deutsche Bank y luego como directora de operaciones de Deepak Chopra. (Una tercera cofundadora, Sarrah Hallock, es exejecutiva de marketing de Vitaminwater, Bai y Wtrmln Wtr.).

The Well actualmente está extendiendo invitaciones para postular a 200 cupos de miembros fundadores, la mitad de los cuales ya están ocupados. En el momento en que esté a plena capacidad, habrá espacio para 2,000 miembros.

Incluido en la tarifa, los miembros tienen reuniones individuales mensuales con un encargado de salud especializado; clases ilimitadas de yoga y meditación; acceso exclusivo a clases de gimnasia que irán desde entrenamiento de alta intensidad hasta chi kung; y el uso completo de los espacios comunes, que incluirán un sauna seco, sala de vapor, laconio (para terapias de calor más suaves), áreas de relajación mixtas y un estudio de capacitación privado.

El club también ofrecerá educación en el aula, desde sanación energética hasta mindfulness, sin costo para los miembros, los que también pueden comprar servicios complementarios, que van desde masajes en el spa de 10 habitaciones hasta acupuntura, reiki y reflexología.

El equipo espera expandir The Well en todo el mundo, comenzando con un segundo centro en Nueva York y aperturas posteriores en San Francisco, Los Ángeles, Londres, Hong Kong, Tokio, Mumbai y Singapur. (Según Parekh, todos son lugares donde la gente tiene muy poco tiempo y un creciente deseo de encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida).

Los planes a largo plazo también incluyen una división de medios digitales. McGroarty, de Global Wellness Summit, advierte que habrá una gran competencia.

Six Senses, la marca de hoteles wellness de cinco estrellas, está desarrollando su propio club privado, para debutar en Nueva York en el 2020. Las propiedades inmobiliarias de bienestar también están creciendo a velocidades vertiginosas: ya se estima que es un mercado global de US$ 130,000 millones.

Tags Relacionados:

club

trabajólicos

Leer comentarios ( )