Washington (AP).- pagará US$ 7,000 millones para zanjar una investigación sobre hipotecas riesgosas, el tipo de las que contribuyeron a desencadenar la .

El acuerdo anunciado hoy se produce semanas después que se cortaron las conversaciones entre las partes, ante lo cual el gobierno advirtió que demandaría al banco de inversiones de Nueva York.

El banco había ofrecido pagar unos US$ 4,000 millones, suma muy inferior a la que buscaba el Departamento de Justicia.

El acuerdo deriva de la venta de valores integrados por dichas hipotecas, que impulsaron el auge de la construcción de viviendas y la burbuja que causó la Gran Recesión a fines del 2007.

Citigroup y otros bancos desestimaron los riesgos de esas hipotecas cuando las vendieron a fondos mutuos, fondos de intereses, pensiones y otros bancos e inversionistas. Esos bienes perdieron abruptamente su valor cuando se desplomó el mercado de la vivienda en 2006 y 2007. Esas pérdidas desencadenaron una crisis financiera que provocó la peor recesión desde los años 30.

Por separado, el banco accedió en abril a pagar US$ 1,130 millones para zanjar las demandas de inversionistas que buscaban que readquiriese miles de millones de dólares en valores respaldados por hipotecas residenciales.

En el acuerdo anunciado el lunes, Citigroup pagará US$ 4,000 millones al Departamento de Justicia y otros US$ 500 millones en pagos compensatorios.

El banco suministrará US$ 2,500 millones en alivio al consumidor, que incluirá financiación para la construcción y preservación de viviendas accesibles, como también reducción en la deuda principal de préstamos residenciales.

"El acuerdo amplio anunciado hoy con el Departamento de Justicia resuelve todas las investigaciones pendientes", dijo el director general Michael Corbat.