Módulos Temas Día

Cinco reglas de oro para trabajar una estrategia empresarial

FOTOS | Pese a su complejidad, esta debe ser personalizada, acotada, sostenible en el tiempo, entre otras características, de acuerdo a Pablo Montalbetti, decano de la UTP.

No hay nada más importante en una empresa que su estrategia, así como las personas que la ejecutan. Por ello, resulta complejo escoger una que implique aterrizar la visión, la misión y los valores en una propuesta de valor única real y de mercado.

Pablo Montalbetti, decano de Administración y Negocios de la Universidad Tecnológica del Perú, especifica que una estrategia es el foco que direcciona un modelo de negocio por el cual se compite en un mercado definido.

“La estrategia nos define qué debemos hacer y qué no, qué somos y qué no, con quién competir y con quién no, a quién dirigirse y a quién no”, apunta.

Así, “qué sí y que no” son muy importantes. Porter los llamó “la importancia de escribir la no misión”. Es decir, lo que no se debe hacer a pesar del mercado, la competencia, la pérdida de ventas, la participación de mercado y de márgenes.

“Puede que debas dedicarte más, tener más foco o que tu estrategia simplemente falló. De ser así, crea otro negocio, no reorientes la existente. La posibilidad de éxito es muy baja y, normalmente, requiere de mucha inversión. No vale la pena la relación costo/beneficio en general”, aconseja el decano de la UTP.

En este contexto, Montalbetti recuerda que existen cinco reglas de oro para trabajar una buena estrategia empresarial: debe poder escribirse en un párrafo; ser personalizada, auténtica, real y creíble; ser acotada, nunca para todos; debe ser sostenible en el tiempo; y debe tener en cuenta el mundo digital.

Leer comentarios ( )