Un David chino venció a una Goliat peruana. Ese fue el caso de la compra de por parte de la por US$ 809 millones. CFG era una pesquera con poca participación en el país, con 1,800 colaboradores y parte del grupo Pacific Andes. Copeinca era el gigante del mercado, empresa peruana de la familia Dyer, con más de 1,600 colaboradores.

En setiembre del 2013, se hizo la compra y la noticia sorprendió a todos. Desde ese momento, el equipo de recursos humanos activó un arduo trabajo, sobre todo en el desafío de formar una nueva cultura y definir el plan de trabajo en este nuevo y complejo proceso, que desvinculó a parte de la gerencia de Copeinca, manteniendo solo la gerencia de operaciones, y que dio la bienvenida a un equipo de CFG que se mudó en marzo del 2015 a las oficinas de Copeinca, tal como fue el caso de Mundaca. La integración había empezado.

Cinco pasos clave."Desde el inicio, identificamos diferentes frentes que debían ser atendidos en este proceso: comunicaciones, imagen, identidad y marca corporativa, procesos, tecnologías y, finalmente, el mapeo de la fusión", explica. Ante ello, el equipo a cargo de este proceso partió por un primer paso: escuchar a la gente.

"Hemos trabajado recogiendo la idea de la visión, misión y valor de la empresa escuchando a la gente. Al lado de una agencia, organizamos talleres, focus groups, encuestas, visitas a planta, reunión con el sindicato, entre otros. Todo ha sido a través de mesas de trabajo, de diálogo. En otras palabras, para llegar a lo que somos, involucramos a toda la organización", recalca Mundaca.

Hoy en día, su visión, misión, valores y propósito están alineados con valores como excelencia, respeto, flexibilidad y cooperación. "Resalto la flexibilidad, porque nosotros dependemos de lo que la naturaleza nos dé. Tenemos temporadas en las que no hay nada y, por eso, el reto es que la cultura se construya sobre ese pilar", agrega. Además, notaron que su propósito como empresa era contribuir con sus productos en la nutrición y salud mundial de manera responsable y sostenible, lo que los hace sentirse orgullosos.

Finalmente, dieron a conocer a todos los colaboradores estos nuevos valores con la campaña "Juntos", comunicando, por ejemplo, comportamientos deseados y no deseados para cada valor. El reto para el equipo de recursos humanos es lograr consolidar la cultura de la organización en una sola, y han elegido la comunicación como su mayor herramienta aliada.

Aliados de las comunicaciones.Uno de los retos más angustiantes en procesos de integración es que la comunicación de pasillo –a veces, cargada de mensajes incorrectos– vaya más rápido que la comunicación formal. Conscientes de ello, el equipo de comunicaciones a cargo del proceso de integración tenía clara una cosa: comunicar constantemente.

"Optamos por formar una red de comunicaciones en la que todas las áreas participen con líderes naturales que nos ayuden a transmitir los mensajes. Esa ha sido nuestra fuerza. Gente que, por ejemplo, en las plantas son referentes, líderes íntegros, honestos, trabajadores y comprometidos. Lo que buscamos siempre es que aquellos que trabajen con nosotros sean excelentes personas. Si somos buenas personas, seremos mejor empresa", señala el ejecutivo.

Y, para ello, los miembros de su red de comunicaciones fueron capacitados, se les comparte información, reciben talleres y discuten sobre los temas, entendiendo que la comunicación siempre debe ser bidireccional. Asimismo, Mundaca adelanta que están desarrollando un modelo consolidado de comunicación interna a través de la tecnología.

"En todo el proceso la comunicación fue y será clave. Cada gerencia habló y sigue hablando con sus equipos, dando esta tranquilidad y siempre siendo los más transparentes y honestos. Sin duda, el apoyo de todo mi equipo y la comunicación han sido un aliado clave en este proceso que recién empieza", explica.

Según explica, el próximo paso será tener todas las planillas unificadas y empezar con la homologación de procesos y beneficios desde el primero de enero del 2016. "Sabemos que la idea es mantener lo mejor de ambas empresas", adelanta Mundaca, y deja en el aire la intriga más grande de todas: cuál será la nueva marca de la pesquera más grande del país.

Trabajo en equipo.Mundaca venía de la pesquera CFG. Se unió a la organización un año antes de la integración, luego de trabajar en el sector textil y agroindustria sin saber el camino que venía por delante. En su experiencia, ya había vivido algunas fusiones, compras hostiles y, en general, integraciones de empresas.

"El mensaje para nosotros, como recursos humanos y como empresa, era claro: buscábamos que este proceso fluya sin generar conflictos ni resentimientos, que no haya fuga de talentos y que, por el contario, cuidáramos a la persona", resalta. Hoy tiene a su cargo cinco subgerencias: gestión humana, relaciones laborales, compensaciones, seguridad industrial y comunicación externa e interna.

Por Andrea de la Piedra