Módulos Temas Día

China Fishery: Fijan precio mínimo para venta de activos en US$ 1,200 millones

El 8 de diciembre es la fecha límite para recibir ofertas, se subasta 5 días después. Habrían hasta 15 expresiones de interés serias por participar en la venta de la matriz de China Fishery.

Se espera que el Ebitda del grupo (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) casi tripliquen año contra año desde US$ 42 millones el 2016 hasta US$ 121 millones el 2017 (Foto: Andina).

El fideicomisario – designado por un tribunal de Nueva York – para llevar a cabo la subasta de diciembre de China Fishery Group ha establecido un precio de venta mínimo de US$ 1,200 millones para esos activos, según documentos judiciales.

El grupo China Fishery, que este año espera ventas por US$ 409 millones, está vendiendo participaciones accionarias en unidades que operan el negocio de pesca de anchoveta en Perú.

En ese sentido, el fideicomisario fija la fecha límite del 8 de diciembre para recibir ofertas calificadas y realizará una subasta el 13 de diciembre, informó Bloomberg en una alerta.

Esta subasta es considerada la mejor esperanza para la recuperación de los acreedores que buscan más de US$ 1,500 millones correspondiente a deudas tras la quiebra de la empresa matriz de China Fishery el conglomerado de productos marinos Pacific Andes International Holdings (PAIH).

Utilizando la autoridad que le otorgó el tribunal, el fideicomisario, William Brandt, presidente ejecutivo en la sede de Chicago de la firma de insolvencias Developmental Specialists, ha establecido la cifra de US$ 1,200 millones como la "oferta de umbral mínimo" para la venta de los intereses de China Fishery, una aviso presentado el 2 de noviembre, según el Undercurrent News.

China Fishery se valoró en 2015 en US$ 1,600 millones, según una evaluación de JRB Consultores, que luego fue verificada por la consultora Deloitte.

Para que la familia Ng, que fundó y desarrolló PAIH como potencia pesquera, reciba algo de la venta, China Fishery tendría que conseguir más de US$ 2,800 millones en una subasta, según un análisis financiero presentado ante el tribunal de Nueva York. Esa cifra se considera poco probable.

La familia Ng esperaba más de US$ 1,700 millones para el negocio peruano, pero Jessie Ng, quien dirige PAIH, reconoció en documentos legales en junio del 2016 que esto no era posible en ese momento, dada la situación macroeconómica y el estado de la empresa en ese momento.

AL ACECHOSin embargo, Brandt le dijo a Undercurrent News en setiembre del 2017 que ha recibido mucho interés por parte de los aspirantes a postores de China Fishery.

Ese interés – que proviene de fondos patrimoniales soberanos, gigantes de productos marinos y firmas de capital privado – ha sido tal que Brandt predijo que uno o más compradores pedirán que se les nombre licitador al "acecho" – stalking horse – del proceso.

Esa distinción legal, negociada con el fideicomisario y sujeta a la aprobación del tribunal, transmite los beneficios del licitador tales como protecciones legales y compensación si su oferta fracasa.

Brandt dijo en ese momento que una oferta de acecho no es una certeza, pero es una posibilidad distinta. Las ofertas de acecho (stalking horse) son las ofertas que la propia compañía en quiebra se reserva el derecho de elegir.

"Estoy ciertamente abierto a eso. Tengo expectativas razonables de que algo de eso ocurra en base a algunas de las conversaciones que he tenido y creo que la verdadera pregunta es: ¿quién será el primer caballo en ser el caballo de acecho?" él dijo.

MUCHO INTERÉSEn cuanto a quiénes son los ofertantes, Brandt ofreció una descripción general: los "sospechosos habituales", una gama de inversores estratégicos y financieros de todo el mundo.

"Es interesante. Tengo gente en la industria pesquera y no hay dudas. Algunos de ellos son nombres conocidos en Noruega, Holanda, Islandia. Tengo una variedad de jugadores de capital privado y todos los grandes nombres. que han sido asociados en forma o moda con este trato en el pasado. Son todos nombres familiares en el negocio de capital privado", dijo a Undercurrent News.

Luego, hay inversores del gobierno, empresas estatales chinas y fondos soberanos propiedad de países como Noruega y Brunei, dijo Brandt. Ese tipo de compradores considera que poseer una gran parte de la cuota de anchoveta peruana es beneficiosa para el interés nacional.

"He tenido conversaciones con algunos de los fondos soberanos que están en el exterior en el mundo y que están adquiriendo activos estratégicos clave. En realidad, son esos tres tipos de jugadores los que me interesan", dijo.

En total, 89 partes han expresado interés en posiblemente participar en el proceso, dijo Brandt. Él espera que ese número disminuya a 10 o 15 compradores más serios a medida que avanza el proceso.

"Mucha de esa gente, su negocio es hacer tratos, por lo que cuando se discuten los tratos, hacen la llamada obligatoria para hacer un seguimiento y ver qué puede haber para ellos, pero creo que terminarán con 50 a 100 personas como mínimo de las que establecieron contacto inicial", dijo.

"Cuántas de ellas firmarán NDAs (acuerdos de confidencialidad), no lo sé".

Este año, las ventas de China Fishery aumentarán a aproximadamente US$ 409 millones, según la hoja de trato presentada en la corte y presuntamente enviada a posibles compradores.

Se espera que el Ebitda del grupo (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) casi tripliquen año contra año desde US$ 42 millones el 2016 hasta US$ 121 millones el 2017.

El aviso indica que los activos de China Fishery incluyen una flota de 49 cerqueros que en conjunto poseen el 16.9% de la cuota de anchoveta del Perú en la zona central de pesca del norte y el 14.8% de la cuota total en la zona sur. Esa es la mayor cuota de cualquier compañía que se pesque en Perú, indica el aviso.

Leer comentarios ( )

Ir a portada