bloquéo por completo los servicios de en Internet en un hecho inédito en el país asiático. Ello como parte de las acciones de censura dictadas por el Congreso del Partido Comunista, reunidos en Beijing hasta el 14 de noviembre.

Google comprobó la interrupción desde la noche del viernes, pero no mostró preocupación al respecto. "Por nuestra parte no hay ningún problema", comunicó.

El bloqueo fue tan estricto que se vieron afectados los servicios del correo y , además de los servicios a través de túneles, desde donde se podía acceder a información del extranjero sin ningún filtro.

Estas medidas de censura hicieron que colpase la velocidad del Internet en China, afectando el desempeño de las empresas.

Cabe recordar que , y están prohibidos en China desde hace varios años. Y, además, Google ya no tiene un servidor en el país asiáticos, después de abandonarlo para evitar una autocensura de sus búsquedas.