El gerente de comercio Exterior y Nuevos Negocios de Chema, Luis Aspíllaga, reveló que en tres a cinco años planean concretar plantas en el exterior y que las inversiones a corto plazo estarán en Perú.

Chema tiene tres plantas en Lima y dos en provincias (Arequipa y Chiclayo), a las que se sumarán una en Huancayo antes de fin de año, otra en Huachipa en enero, y una en el 2015.

Esta estrategia de descentralización les permite estimar un crecimiento de 20% al cierre del 2014 y de 25% en el 2015, pese a que la construcción y la minería (su mercado) no enfrentan su mejor año. Por ello, Chema recibe propuestas de compra cada tres meses.

Hacia afueraTras cuatro décadas de operación, Chema se lanzó a conquistar la región a partir de la exportación. Hoy, cinco años después, mira la evolución de sus pedidos del exterior para iniciar su expansión con plantas, anunció su gerente de Ventas, Rosario Maggi.

Si bien Chile es hoy su principal plaza fuera del Perú, la primera planta de esta empresa de aditivos y productos para construcción no sería instalada en el país sureño, sino en otro de la región que le dé una mayor proyección hacia nuevos mercados.

"El flete a Chile es barato, no justifica una planta. Sería más interesante un lugar que permita salir estratégicamente al Caribe u otro lado", dijo el gerente de Comercio Exterior y Nuevos Negocios de la compañía, Luis Aspíllaga.

Hoy, la compañía exporta aditivos para la construcción, pegamentos y fraguas, entre otros productos, a Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, Costa Rica, Panamá, Curazao y Guatemala, en donde compiten casi con los mismos que en Perú.

CIFRAS Y DATOS:Ventas. 70% en canal tradicional y moderno, y 30% a constructoras y mineras.Participación. Tienen la mayor cuota en categorías de pegamentos y fraguas.Mercado. Compiten dos firmas grandes, una tercera mediana y las demás son pequeñas.

EN CORTOSegmentos. Frente al ingreso de productos de bajo precio al mercado, la empresa lanzó su línea económica con la marca Sansón, que ha tenido buena acogida en las constructoras. En cambio, el segmento de la autoconstrucción (familias) sigue optando por las líneas de mayor valor de la marca Chema.