Su historia comenzó en 1975 en Piura con el negocio de natillas y toffees. Luego El Chalán evolucionó hacia las cremoladas y helados, un mercado con mayor potencial. Ahora alista su ingreso a Lima y su salida al exterior junto al Grupo Nexo Franquicia.

La socia gerente de esta consultora, Sandra Carrillo, reveló que la heladería de la familia Cotillo culminará su conversión a a finales del 2014. Sin embargo, inversionistas de Ica, Arequipa, Cusco y Lima ya mostraron su interés por tomar la marca en el 2015.

"Sin perder el concepto familiar, no han querido quedarse en lo tradicional, sino crecer. En cinco años el mercado de heladerías ha crecido 73% en el Perú. Ya hay marcas fuertes como 4D, Laritza D', y franquicias como la colombiana ", comentó Carrillo a Gestión.

El Chalán opera actualmente cinco locales propios en Piura. Para su expansión como franquicia prepara formatos de tiendas puerta a calle (80 a 100 metros cuadrados) y módulos para malls (12 a 15 metros cuadrados), que demandarían una inversión de hasta US$ 100,000 y US$ 40,000, respectivamente.

Hacia el exteriorCarrillo afirmó que El Chalán podría debutar en el exterior en el segundo semestre del 2015 con inversionistas de Chile, Colombia, Ecuador y Bolivia. Precisamente, los tres primeros mercados son muy atractivos por su alto consumo de helados (8.3 y 1.7 litros per cápita).

"En el Perú, el consumo llega a 1.1 litros, entonces hay mucha oportunidad afuera", dijo, tras precisar que la marca orientada al segmento familiar espera abrir al menos diez tiendas en el país y la región el próximo año.

El númeroUS$ 2.8 es el ticket promedio de consumo de helados en el Perú, en América Latina llega a US$ 4. Desarrollo del mercado está relacionado a la innovación en sabores.