Módulos Temas Día

Cómo el CEO de Whole Foods consiguió un salvavidas de Amazon

Unos días antes, Bloomberg News informó que el gigante del comercio electrónico había lanzado una oferta el otoño pasado para ayudar a acelerar su ofensiva hacia el negocio de comestibles, pero no buscó un acuerdo.

notitle

(Bloomberg) El máximo ejecutivo de Whole Foods Markets, John Mackey, enfrentaba la peor crisis en la historia de su empresa.

El 10 de abril, el fondo de cobertura activista Jana Partners había anunciado una participación de 8% y estaba presionando para realizar una reestructuración de la cadena de supermercados en apuros, incluida potencialmente una venta.

Fue entonces cuando Mackey recordó haber leído un informe que decía que Amazon.com había considerado tratar de comprar Whole Foods.

Unos días antes, Bloomberg News informó que el gigante del comercio electrónico había lanzado una oferta el otoño pasado para ayudar a acelerar su ofensiva hacia el negocio de comestibles, pero no buscó un acuerdo. Eso le proporcionó a Mackey el salvavidas que necesitaba.

El 21 de abril, el jefe de Whole Foods autorizó a un consultor externo a ponerse en contacto con Amazon, según una presentación a los reguladores estadounidenses el viernes.

"El consultor se ofreció a hacer una llamada telefónica introductoria a un contacto en Amazon.com para preguntar si podría haber interés en tener una reunión exploratoria entre las empresas", según la presentación, que proporciona detalles de las negociaciones sobre la fusión propuesta.

Alrededor de dos meses después, el 16 de junio, el gigante del comercio electrónico y la cadena de supermercados de lujo que ayudó a llevar los alimentos orgánicos al público masivo anunciaron un acuerdo, en el que Amazon acordó comprar Whole Foods por US$ 42 por acción, o cerca de US$ 13,700 millones.

Otros pretendientes

A medida que el acuerdo de Amazon tomaba forma, según la presentación, Whole Foods también recibió interés de al menos cuatro empresas de capital privado, así como "Empresa X", que se reunió con Mackey y sus asesores para discutir un posible acuerdo a US$ 35 – US$ 40 por acción.

Esa empresa anónima era en realidad la cadena de supermercados Albertsons, según una persona familiarizada con la situación. Albertsons declinó formular comentarios.

Al final, Whole Foods decidió no buscar ofertas formales de sus acreedores de capital privado, por temor a filtraciones y creer que la oferta de Amazon sería mejor.

La oferta inicial de Amazon fue de US$ 41 por acción. Whole Foods contrarrestó a Amazon en US$ 45 y finalmente aceptó la oferta "mejor y final" del minorista de Internet de US$ 42.

Las acciones de Whole Foods subían menos de un 1%, a US$42,15. Las acciones de Amazon ganaban 1.4% a US$977,87.

Tras la noticia de que Amazon y Whole Foods habían acordado un trato, las acciones de la cadena de supermercados se negociaron por encima del precio de oferta, alimentando la especulación de que un competidor rival surgiría para la compañía de Mackey.

Pero la lista de compañías con la potencia de fuego financiera para pujar contra Amazon es pequeña, y luego que Wal-Mart Stores dijera recientemente que no pujaría, es cada vez más improbable que surja una oferta rival, según Brian Yarbrough, analista de Edward Jones.

"Las posibilidades son muy escasas", dijo. "No creo que tenga sentido entrar en una guerra de licitación pública con Amazon".

Leer comentarios ( )

Ir a portada