Reuters.- La mexicana , una de las mayores cementeras del mundo, recortó su pérdida neta en el cuarto trimestre del 2012, gracias a la recuperación de su mayor mercado , ganancias cambiarias y menores impuestos.

La compañía, que también opera en Perú, reportó una pérdida neta de 489 millones de dólares en el cuarto trimestre del 2012, frente a los 761 millones de dólares que perdió en el periodo de octubre a diciembre del año previo.

Sin embargo, el resultado estuvo por arriba de la pérdida promedio de 47 millones de dólares estimada en un sondeo de Reuters, debido principalmente a un cambio en las reglas de contabilidad aplicadas en que ajustó la cifra comparativa al alza.

La cementera, que opera en más de 50 países, dijo que su rentabilidad mejoró considerablemente gracias al mejor desempeño en Estados Unidos, junto con Centroamérica y Asia, que compensaron la debilidad en Europa.