Módulos Temas Día

CATL, gigante chino de las baterías, instala una planta en Alemania

Contemporary Amperex Technology, uno de los primeros productores de células de baterías eléctricas en el mundo, proveerá a los industriales un este componente clave desde su gigantesca usina programada en Erfurt (este), luego de meses de negociaciones.

CATL

CATL

Robin Zeng, CEO del fabricante chino de baterías CATL, y el ministro de Economía de Thuringia, Wolfgang Tiefensee. (Foto: Reuters)

El gigante chino de las baterías, CATL, se implanta en el corazón de Alemania con un proyecto de planta oficializado este lunes y aplaudido por los constructores alemanes que redoblan sus esfuerzos para colmar su atraso en los coches eléctricos.

Contemporary Amperex Technology, uno de los primeros productores de células de baterías eléctricas en el mundo, proveerá a los industriales un este componente clave desde su gigantesca usina programada en Erfurt (este), luego de meses de negociaciones.

El proyecto fue oficializado hoy en Berlín durante un encuentro entre el primer ministro chino, Li Keqiang, y la canciller alemana, Angela Merkel.

El constructor BMW se adelantó al anuncio y en un comunicado saludó "la decisión de CATL de abrir una usina de producción". El grupo ya había pasado un contrato con el mastodonte chino, de un valor total de 4,000 millones de euros, para comprar baterías destinadas a equipar su futuro parque de modelos eléctricos.

"CATL posee el conocimiento para producir en masa. Ese conocimiento no lo tiene aún Europa", reconoció en una conferencia de prensa el director de compras de BMW, Markus Duesmann.
CATL, con sede en Ningde, China, y que cotiza en bolsa desde junio en Shenzhen, ya provee a los constructores de automóviles chinos como Saic Motor o Geely.

Este proyecto sino-alemán se anuncia cuando la Unión Europea (UE) no logra dotarse de un grupo paneuropeo de baterías para reducir la dependencia energética de Asia.

Los constructores alemanes renunciaron a invertir directamente en la muy costosa producción de baterías eléctricas.

Los constructores europeos desarrollan motores eléctricos y componentes electrónicos para aumentar la potencia energética, pero se desinteresaron de las células necesarias para las baterías.

El grupo alemán Bosch desistió este año de producir estas células, calculando que necesitaría 20,000 millones de euros para convertirse en un actor de primer plano en la próxima década.

El chino CATL disputa el primer lugar mundial de las baterías de ion de litio para coches eléctricos al japonés Panasonic, aliado al estadounidense Tesla, en un mercado muy dominado por las firmas asiáticas.

La futura planta podría crear hasta 1,000 empleos y estaría en Turingia, una región de la ex Alemania del Este.

Tags Relacionados:

CATL

baterías

Alemania

Leer comentarios ( )