El enérgico pronóstico tuvo lugar después de que la firma reportó utilidades trimestrales que superaron ampliamente las expectativas de Wall Street. Sus acciones subían más de un 2%, aunque a un ritmo más moderado que en el inicio de la sesión.

Los ingresos subieron un 31 por ciento en América del Norte, ayudados en parye por adquisición en el 2011 del proveedor de equipos para la minería Bucyrus.

En Europa, Oriente Medio y Africa, las ventas subieron un 15%, aunque los ingresos por excavadoras y retroexcavadoras fueron estables.

Los negocios para muchos de sus clientes no han vuelto a los niveles previos a la recesión, pero el envejecimiento de los equipos los ha obligado a invertir en nueva maquinaria.

"Si bien aún es necesaria una mejoría fiscal en Asia, Latinoamérica y Norteamérica, ya se han iniciado pasos hacia una economía global más saludable, dijo el presidente ejecutivo de Caterpillar, Doug Oberhelman.

"Aunque esperamos un año récord en el 2012, entendemos que el mundo enfrenta desafíos económicos y, si fuera necesario, estamos preparados para actuar rápidamente (…) La buena noticia es que esto no se ve como lo del 2008", añadió.

La empresa prevé ahora que ganará 9,60 dólares por acción en el 2012, más que un pronóstico anterior de 9,50 dólares. Para el año, los analistas proyectan una ganancia de 9,54 dólares por acción. Sin embargo, analistas destacaron que Caterpillar, como el resto del mundo, .

"No es que haya mucha preocupación por las cifras de Caterpillar, pero todos están afectados por una panorama de la economía global mucho más débil", dijo el analista de Longbow Research, Eli Lustgarten.

Caterpillar está "comenzando a ver las señales de esto, aunque sus negocios todavía están aguantando este año", agregó.

La firma dijo que, si es necesario, está preparada para tomar las mismas acciones defensivas que tomó en la crisis del 2008 y 2009. Durante ese período, la empresa despidió a miles de trabajadores y puso a muchos otros en catergoría de temporales para reducir sus costos.

Muchos de los clientes de Caterpillar no compraron nueva maquinaria desde el 2008 al 2010 debido a la contracción del crédito y la disminución de los negocios.

La empresa reportó una ganancia del segundo trimestre de 1.670 millones de dólares, o de 2,54 dólares por acción, que se compara con una utilidad de 1.020 millones de dólares, o 1,52 dólares por acción, hace un año.

Los analistas preveían en promedio una ganancia del segundo trimestre de 2,28 dólares por acción, según Reuters I/B/E/S.

Los ingresos de Caterpillar en el trimestre subieron un 21 por ciento, a 17.370 millones de dólares. Los analistas esperaban ingresos por 17.110 millones de dólares entre abril-junio.