Lima (Reuters).- La minera canadiense Candente Copper anunció la suspensión temporal de las perforaciones en Perú en su proyecto de cobre de 1,500 millones de dólares, por la debilidad de la economía mundial y tras enfrentar protestas.

, que prevé producir 262 millones de libras de cobre anuales en Cañariaco, en Lambayeque, había reiniciado sus perforaciones en diciembre del año pasado mientras esperaba una autorización para usar agua de la zona.

Sus actividades generaron a inicios de este año el rechazo de y violentas protestas por los temores a una contaminación ambiental.

"Dada la actual recesión global en las condiciones económicas para la exploración de minerales, la compañía está reduciendo los gastos al mínimo mientras evaluamos resultados y costos (…) Esta reducción incluye una suspensión temporal de las actividades de perforación", dijo la firma en un comunicado.

Candente Copper dijo, sin embargo, que continuará con sus programas de desarrollo sostenible y así como con sus .

Perú, el segundo mayor productor mundial de cobre, plata y zinc, y el sexto de oro, tiene a la minería como uno de los motores de su economía en vista de que sus exportaciones representan el 60% de los envíos totales.

La acción de Candente Copper cayó el viernes un 3.23% a 0.30 dólares, en la Bolsa de Valores de Lima. El precio del papel cayó más del 70% el año pasado ante la desconfianza de los inversores por el rechazo que genera el proyecto entre algunos pobladores.

Candente ha descartado cualquier contaminación y ha ofrecido entregar a los pobladores que viven cerca de Cañariaco un millón de acciones de la compañía una vez que se haya iniciado la construcción de la mina.

Cañariaco, que había quedado en suspenso por la crisis económica mundial de 2009, tiene recursos medidos e indicados de 752.4 millones de toneladas con 0.49% de cobre equivalente.