Módulos Temas Día

Camargo Correa se convierte en Mover tras escándalos por corrupción

"El nuevo nombre refleje el reposicionamiento de la compañía, bajo la nueva estrategia de negocios, combinada con la experiencia consolidada del grupo en segmentos complejos de la economía", dijo la empresa.

Mover es el nuevo nombre de Camargo Correa

Mover es el nuevo nombre de la brasileña Camargo Correa, involucrada en casos de corrupción. (Foto: Difusión)

Mover es el nuevo nombre de la brasileña Camargo Correa, involucrada en casos de corrupción. (Foto: Difusión)

(Foto: Difusión)

Río de Janeiro.- El conglomerado brasileño Camargo Correa anunció que a partir de hoy operará con el nombre de "Mover" en desarrollo de una estrategia para reposicionarse y luego de que algunas de las empresas del grupo fueran salpicadas por sonados escándalos de corrupción tanto en Brasil como en países como Perú.

"El cambio de nombre refleja un movimiento estratégico de resposicionamiento del Holding Camargo Correa S/A iniciado hace tres años", informó en un comunicado el grupo que es controlador de diferentes empresas como la Constructora Camargo Correa, el astillero EAS, la cementera InterCement y la concesionaria de carreteras CCR.

El conglomerado, de capital cerrado y que actúa en diferentes países de Latinoamérica, África y Europa, agregó que la decisión de adoptar el nombre Mover forma parte del proceso por el que transformó su modelo desde un grupo económico con administración familiar a un grupo de gestión de portafolio.

"El nuevo nombre refleje el reposicionamiento de la compañía, bajo la nueva estrategia de negocios, combinada con la experiencia consolidada del grupo en segmentos complejos de la economía", según el comunicado.

La Constructora Camargo Correa, locomotora del grupo, es una de las principales protagonistas, junto a Odebrecht, del gigantesco escándalo por los millonarios desvíos en la petrolera estatal Petrobras que han mandado a decenas de empresarios y políticos a prisión.

La empresa fue obligada a firmar hace tres años un acuerdo con la Fiscalía en el que se comprometió a devolver cerca de 220 millones de dólares desviados de empresas estatales y a entregar pruebas de diferentes corruptelas a cambio de beneficios en los procesos a los que respondía.

La pérdida de contratos y de fuentes de crédito por su papel en los escándalos también obligó al grupo a reestructurarse financieramente y a vender algunas de sus controladas, como el gigante de textiles y confecciones Alpargatas y su participación en la distribuidora eléctrica CPFL Energía.

Otras empresas involucradas en el escándalo de desvíos en Petrobras también han cambiado su nombre o el de algunas de sus subsidiaras, como Engevix, que adoptó como nueva identidad Nova Engevix, y tres de las subsidiarias de Odebrecht.

Leer comentarios ( )

Ir a portada