Francfort (Reuters).- La y el fabricante de aviones estadounidense van a intercambiar información sobre la producción de fibra de carbono, un campo de batalla emergente entre esas dos ramas de la industria.

dijo hoy que las dos empresas pretendían avanzar en la investigación sobre el reciclaje de fibra de carbono y en conocimientos sobre su fabricación y automatización.

El acuerdo intensifica la competencia entre y su rival doméstico , que ya tiene una colaboración con a través de su unidad italiana de autos deportivos .

El año pasado, trató de extender su influencia sobre el fabricante de fibra de carbono SGL Carbon luego de que VW acumulara una participación en la firma. BMW y SGL construyeron en conjunto una nueva planta de fibra de carbono en Washington.

La fibra de carbono es un 30 por ciento más liviana que el aluminio y un 50 por ciento más ligera que el acero, lo que implica una ventaja crucial para ayudar a reducir el peso de los vehículos y las emisiones de dióxido de carbono asociadas al consumo de combustible.

El avión 787 Dreamliner de Boeing está construido en un 50 por ciento con material de fibra de carbono. BMW planea empezar a vender vehículos con habitáculos de carbono a fines del año que viene.