Módulos Temas Día

columna

Bienvenidos a Volkswagen, donde nada tiene sentido

A medida que los mercados de valores tambalean ante los temores de la guerra comercial y los fracasos de grandes OPI como Uber, VW dice que es momento de reiniciar el proceso de la OPI de su unidad de camiones.

Volkswagen

Volkswagen

Volkswagen

En marzo, Volkswagen AG canceló los preparativos para una oferta pública inicial de su unidad de camiones Traton SE, culpando al difícil entorno del mercado de valores.

Esta decisión causó sorpresa, ya que VW acababa de expresar sus ambiciones de creación de valor en un día para inversionistas, mientras que los activos de riesgo disfrutaban del mejor primer trimestre en al menos una década.

Ahora, a medida que los mercados de valores tambalean ante los temores de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y los fracasos de las grandes OPI como Uber Technologies Inc. y Lyft Inc., VW dice que es momento de reiniciar el proceso de la OPI. Se espera un listado antes de las vacaciones de verano.

"Las evaluaciones actuales del mercado nos han animado a tomar la decisión de hoy", explicó el director financiero de la compañía, Frank Witter. ¿Cómo?

Los inversionistas no necesitan recordar que VW es un pez muy peculiar. Los sindicatos y los políticos a menudo son culpables, mientras que los accionistas ordinarios apenas tienen poder de voto.

Las trampas sobre las emisiones de diésel se prolongaron durante años (ha costado unos 30,000 millones de euros rectificar el escándalo) y VW no ha tenido en cuenta completamente lo que sucedió. No es de extrañar que los asesores representantes estén recomendando un voto en contra del liderazgo del fabricante de automóviles en la reunión anual de accionistas del martes.

Después de hoy, podemos agregar "comunicación desconcertante" y "lamentable sentido de sincronización" a la lista de idiosincrasias de VW. Por extraño que parezca, sin embargo, su chirriante reversión en la salida a bolsa de los camiones sigue siendo lo correcto.

Sí, la reversión sugiere que probablemente haya algo de verdad en los informes sobre un desacuerdo de la junta directiva sobre el momento de la OPI, lo que no es exactamente tranquilizador. Si la volatilidad del mercado de valores continúa, VW podría tener que sacrificar algo de valor.

En un múltiplo de ganancias similar al de Volvo AB, Traton probablemente vale unos 17,000 millones de euros (US$ 19,100 millones). Esto podría no parecer mucho para un negocio que generó más de 26,000 millones de euros en ventas el año pasado y posee una participación en el fabricante de camiones de EE.UU. Navistar International Corp.

Sin embargo, tales consideraciones son triviales en comparación con lo que VW podría lograr al convencer a los accionistas de que habla en serio sobre cómo abordar su enorme "descuento de conglomerado", que ha dejado a su mercado muy por debajo del valor de sus diversas participaciones. La capitalización de mercado de VW es de solo 76,000 millones de euros, seis veces más escasa que sus ganancias anuales.

No hay una mejor manera de demostrar que realmente desea encantar a los mercados de capital que emprender una gira de ofertas públicas iniciales. Otras posibles ventas de activos no esenciales anunciadas el martes, relacionadas con los negocios de ingeniería energética MAN Energy Solutions y Renk AG, sugieren que VW ha escuchado las críticas sobre la complejidad del grupo.

Se necesitarán más pruebas antes de que los inversionistas crean que VW ha cambiado de perspectiva. En particular, la administración debe convencer a la gente de que la apuesta total a los vehículos eléctricos no será un desastre financiero (la compañía ahora planea construir una fábrica de celdas de batería en casa). También existe el riesgo de que si los mercados empeoran, VW se verá forzado a cancelar la OPI por segunda vez. Cosas más extrañas aún han sucedido en el gigante alemán.

Por Chris Bryant

Tags Relacionados:

Volkswagen

Leer comentarios ( )