(Bloomberg) La empresa conjunta de mineral de hierro de Vale y BHP Billiton en Brasil no pagará una suma ni remotamente cercana a los 155.000 millones de reales (US$ 44,000 millones) exigidos por los fiscales si se toman en cuenta casos anteriores en el país.

El monto de la demanda civil divulgada el martes sorprendió a los inversores y los títulos de la mina de Samarco Mineração y de sus dueños cayeron. Pero los fiscales brasileños tienen la costumbre de exigir grandes reparaciones por daños ambientales que luego se reducen. Chevron fue demandada en Brasil por miles de millones de dólares por los derrames de petróleo offshore de 2011 y 2012, y terminó arreglando por una fracción de esa suma.

"Brasil tiende a arreglar por valores muy inferiores", dijo Colin Hamilton, director global de investigación sobre materias primas de Macquarie Group Ltd., en entrevista telefónica desde Londres. "Eso es lo que creemos que sucederá esta vez".

Antes de anunciar la demanda el martes, los fiscales se habían quejado de que un acuerdo cerrado en marzo con las autoridades federales y de los estados había subestimado los costos del colapso de la represa en noviembre, que mató a diecinueve personas y contaminó una importante cuenca fluvial. Al explicar la reclamación de 155,000 millones de reales, se refirieron a estudios preliminares que habían utilizado los costos del derrame de petróleo de BP en el Golfo de México en 2010.

ComparaciónLos daños y perjuicios exigidos por los fiscales brasileños provienen de una comparación errónea entre el caso de la represa de Samarco y el del derrame de petróleo, dijo Vale en una presentación ante el ente regulador este miércoles en São Paulo. La empresa tomará medidas para presentar su defensa en el caso de Samarco, agregó.

Basar el valor en otro accidente ambiental "suena raro", escribieron analistas de Bank of America en Brasil, entre ellos Felipe Hirai, en una nota a los clientes. "Esto podría aumentar la incertidumbre sobre el tema, pero un fallo negativo a corto plazo, con un pasivo tan alto, parece muy improbable a nuestro entender", agregaron manteniendo una recomendación de compra para las acciones de Vale, con sede en Río de Janeiro.

La nueva demanda, de más de trescientas páginas, pide la anulación del acuerdo de compensación firmado en marzo. Todavía no se conoce la magnitud total de los daños y hay efectos secundarios, como el crecimiento del delito, según Eduardo Aguiar, uno de los fiscales detrás de la demanda.

Pero como la ratificación del acuerdo de marzo es inminente, el pedido de anulación de los fiscales probablemente no gane mucho impulso y la propia demanda se convertirá en un proceso prolongado, según Paulo Bessa, un abogado que trabajó más de treinta años como fiscal del gobierno federal.

El caso de ChevronTras recibir demandas por 40,000 millones de reales por los derrames que causó en Brasil en 2011 y 2012, Chevron acordó pagar sólo 95 millones de reales en un acuerdo cerrado en 2013 con los fiscales y los reguladores del medio ambiente y pagó multas adicionales de cerca de 20 millones de reales al ente regulador de petróleo. En 2000, la empresa estatal Petróleo Brasileiro SA pagó una multa de 51 millones de reales por derramar por lo menos 492,000 litros en la Bahía de Guanabara de Río de Janeiro.

"No creo que tengan motivos para pedir semejante suma", dijo Alexandre Chequer, un abogado de Mayer Brown que estuvo involucrado directamente en el caso de Chevron. "Eso no significa que no se deban considerar las demandas que la gente común inició contra estas empresas, pero la suma de los fiscales no tiene sentido".

TAGS RELACIONADOS