Melbourne (Reuters).- La minera diversificada BHP Billiton expresó hoy su intención de escindir sus activos de aluminio, manganeso y níquel, preparando el escenario para la formación de una empresa independiente que según un reporte podría alcanzar los US$ 14,000 millones.

BHP dijo que su directorio estaba analizando la escisión en las reuniones previas al anuncio de su resultado anual la próxima semana.

Un diario australiano dijo que esos planes estaban muy avanzados e incluirían la división Nickel West, que la mayor minera del mundo ha estado tratando de vender hace algún tiempo.

"Una escisión de una selección de activos es nuestra opción preferida", dijo la empresa, que tiene una capitalización de mercado de US$ 185,000 millones, en un comunicado a la bolsa australiana.

La compañía intenta desde hace tiempo vender o escindir sus activos de manganeso, aluminio y níquel, que contribuyen muy poco en sus ganancias. La simplificación de la empresa "generará un mayor crecimiento en el flujo de caja y un mayor retorno de la inversión", dijo BHP el viernes.

"Estamos muy interesados en empresas con buena disciplina de capital (…) y creo que la noticia anunciada esta mañana encaja muy bien dentro de ese marco de inversión", dijo Dimitri Willems, gestor de cartera en Kempen Capital Management, que posee acciones en BHP.

Es probable que BHP se desprenda de entre US$ 1,000 millones y US$ 2,500 millones de su deuda con esta decisión, según los analistas.

"Las escisiones tienen el potencial de cristalizar el valor que el mercado puede no haber sido capaz de ver", dijo Neil Boyd-Clark, gerente de portafolio de Arnhem Investment Management, que también posee acciones de BHP.

Boyd-Clark se negó a dar un valor para la escisión antes de que se anuncie lo que incluirá la nueva compañía.

El diario Australian Financial Review informó que la empresa independiente comprendería los activos de BHP de aluminio, manganeso y níquel, la mina de plata Cannington y los activos de carbón energético de Sudáfrica. La empresa alcanzaría un valor de US$ 14,000 millones.

Los analistas estaban divididos sobre el valor exacto de los activos, con estimaciones que van entre los US$ 12,000 millones y los US$ 23,000 millones.