La minera Bear Creek anunció que presentará en agosto su Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para iniciar la construcción de la mina Corani, ubicada en Puno y que iniciaría su producción de plata en el 2015.

"Vemos que todo está a nuestro favor. De hecho vamos a presentar el EIA en agosto de este año", dijo Andrew T. Swarthout, CEO y director de Bear Creek, en el marco del .

Sostuvo que si el proyecto Santa Ana, también de su propiedad, no llega a cristalizarse, puesto que hay un conflicto social por resolver, la mina Corani compensaría en cierta medida esa falta al ser un proyecto "muy favorable desde un punto de vista de ingniería y desarrollo".

Por ejemplo, la producción de Corani tiene un costo significativo negativo en los primeros cinco años y eso hace que la mina tenga un costo muy atractivo de 3.68 dólares por onza. En consecuencia enfatizó Swarthout la recuperación de la inversión se daría en un corto plazo, entre dos y dos años y medio.

Al 2015, Corani produciría 13.5 millones de onzas de plata por año en los primeros 5 años de producción y significa una inversión de 574 millones de dólares.

Reanudación de Santa AnaDe otro lado, Aswarthout dijo confiar en que se reanude la explotación de la mina Santa Ana en Puno, paralizada desde hace casi un año como consecuencia de las protestas en la región encabezada por Walter Aduvir.

"Todos sabemos cuál es la situación de Santa Ana y yo creo que este proyecto va a seguir avanzando, pero no sé cuándo exactamente", señaló.

En junio del 2011 el Gobierno canceló la concesión del proyecto argentífero Santa Ana. Aswarthout indicó que esta paralización afectó en el valor del proyecto Corani, pues mientras el costo de este es de US$ 1,600 millones, la capitalización en el mercado bursátil es de US$ 300 millones.