El gerente de asuntos corporativos de Bear Creek Mining, Andrés Franco Longhi, indicó que la inversión del proyecto de plata en Puno está presupuestado en US$ 600 millones y, según las últimas actualizaciones de la empresa, se espera un desembolso por US$ 750 millones por el proyecto.

"Es la inversión más grande en Puno. Nunca se ha llegado a ese nivel de inversión en minería", señaló.

está a la espera del estudio de impacto ambiental, presentado el 10 de diciembre del 2012. "Se han hecho observaciones y se ha contestado. Estamos en la tensa espera natural que uno tiene para saber si sigue su camino normal y tenemos ya la aprobación; o si existen mayores observaciones", afirmó.

Una vez en operación, se estima que Corani produzca unas 8 millones de onzas anuales, desempeño que permitiría que el Perú sea el primer productor mundial de plata. "Se espera que el visto bueno por Corani sea para este fin de semana o este año. Creemos que sea en el muy corto plazo", aseguró el ejecutivo.

El proyecto Corani plantea trabajarse a tajo abierto y con concentrados de plomo, plata y zinc. El proyecto se trabajará en tres pits o tajo abiertos, que en conjunto comprenderá una extensión de 500 hectáreas.

Respecto a las mineralizaciones en el proyecto minero, señaló que la ley en Corani es de una tonelada de concentrado de mineral dará entre un kilo a kilo y medio de plata.