La canadiense Bear Creek Mining brindó hoy información actualizada sobre el progreso alcanzado en los estudios de optimización en su yacimiento de plata, plomo y zinc Corani, en tanto el proyecto avanza hacia las fases de ingeniería de detalle y permisos.

Los estudios de optimización con la participación de tres empresas de ingeniería dirigidas por la estadounidense Global Resource Engineering se han llevado a cabo durante seis meses y los estudios de opciones han identificado varias modificaciones de diseño que mejoran el rendimiento del proyecto que ahora se lleva adelante en la ingeniería de detalle.

No se espera que las optimizaciones del proyecto requieran un nuevo estudio de Impacto Ambiental y Social y se espera que el proyecto Corani puede avanzar con las modificaciones a la ESIA aprobados en setiembre de 2013.

"Estamos muy animados por las fases de optimización de ingeniería detallada que han identificado importantes oportunidades con las cuales se espera mantener los gastos de capital del proyecto en el rango de viabilidad del 2011 de US$ 600 millones, y además mantener costos de operación muy bajos y reducir al mínimo la huella ambiental", dijo Andrew Swarthout, CEO de Bear Creek.

El ejecutivo dijo que un logro muy importante para la compañía será preservar los muy bajos costos de efectivo por onza de plata que se espera producir del neto de los créditos de metales base (negativo durante los primeros siete años de los 22 años de la vida estimada de la mina).

"También se espera que el diseño mejorado del proyecto, así como la mejora de la economía del proyecto, facilite los permisos mediante la definición de un proyecto de menor impacto", agregó Swarthout.