Ciudad del Vaticano, (AP).- El atribulado anunció el sábado su nuevo director, un asesor externo que intervino cuando renunciaron los dos principales administradores el año pasado en medio de un escándalo.

Su nombre es Rolando Marranci y había trabajado para el Grupo Financiero Promontorio asesorando al Instituto para las Obras Religiosas a fin de sanear sus cuentas cuando fue nombrado subdirector interino el 1 de julio.

Los altos ejecutivos del banco, Paolo Ciprianni y Massimo Tulli, después que un contador del Vaticano estrechamente vinculado al banco fue arrestado por tratar de ingresar 20 millones de euros (26 millones de dólares) a Italia desde Suiza sin declararlo en aduanas.

En ese entonces el presidente del banco, Ernst von Freyberg que permanece hoy como presidente el banco, fue nombrado director interino mientras seguía como presidente y miembro de la junta, en un aparente conflicto de intereses que parece resolverse ahora que Marranci se encarga de las operaciones cotidianas del instituto.

FiscalizaciónLa designación de Marranci fue anunciada el sábado, días antes de la fecha en que el Vaticano será evaluado por la comisión Moneyval del Consejo de Europa acerca de sus progresos para cumplir con las normas internacionales contra el y financiamiento del terrorismo.

El Vaticano aprobó el primer examen de Moneyval a mediados del 2012 pero su agencia de supervisión financiera y el Instituto de Obras Religiosas recibieron bajas calificaciones, especialmente por la capacidad del banco para garantizar la limpieza de sus clientes y sus transacciones.